10 cosas que debes saber antes de tener un perro como mascota


Todas las familias deberían tener una mascota, al menos, una vez en sus vidas. Estos adorables seres vienen de muchas formas, texturas y tamaños, y están llenos de amor para dar; no solo son una gran y hermosa compañía, sino que nos hacen crecer como seres humanos. Nos hacen más sensibles, más empáticos y nos brindan un sentido de la responsabilidad diferente a la que cualquier persona estaría acostumbrada. Tener una mascota es, sin duda, uno de los placeres más bellos de la vida, pero es, también, un trabajo arduo.

Por ello, hemos echo un recuento de las principales cosas que debes saber para tener una mascota:

Comprar VS. Adoptar

Algunas personas prefieren comprar cachorros en tiendas o a vendedores no autorizados, por encima de la adopción. Sin embargo, algo que debemos saber es que estas personas abusan casi siempre de las hembras, siendo explotadas y obligadas a tener varias camadas sin ningún tipo de cuidado. Esto pone en riesgo su salud y sus vidas, puesto que las tienen en lugares insalubres y las privan de los cuidados necesarios y básicos tras un parto. Además, algo que es importante recalcar es que adoptar representa darle a un animalito desamparado un hogar y una mejor calidad de vida. Ellos te amarán de igual manera o más que un perrito de raza o de tienda, pues te reconocen como el humano que los salvó del peligro de las calles y les brindó un hogar cálido y un plato de comida. Antes de decidir por comprar, considera la adopción; existen muchas campañas y organizaciones que dan en adopción a mascotas educadas y saludables, listas para llenar tu hogar de amor y alegría.

El tamaño SÍ importa

Es sumamente importante considerar el espacio que tenemos en nuestros hogares y el que podemos brindarle a nuestro nuevo amigo. Si tenemos un espacio reducido en nuestro hogar, lo ideal es tener un perrito de raza pequeña o mediana, ya que perros como el gran danés requieren de un lugar más espacioso. También, razas energéticas como el pastor alemán, requieren de lugares espaciosos para poder jugar y agotar sus energías, de lo contrario, podrían descargarlas en tus zapatos o muebles. Es importante considerar el espacio que le brindarás a tu mascota, porque esta convivencia debe ser saludable y cómoda para ambas partes.

¿Cachorro o Adulto?

A pesar de que todos se derriten con un cachorro, debes saber que conlleva muchas responsabilidades, ya que no pueden salir hasta que tengan todas sus vacunas, normalmente hasta los tres meses. Además, requieren atención constante y deberás enseñarles las normas básicas como dónde hacer sus necesidades y a ser educado. Prácticamente, será como criar un niño pequeño que dependerá de ti todo el tiempo, por lo que es necesario que le enseñes correctamente las normas de casa. Por otro lado, la mayoría de los perros adultos ya están educados y saben hacer sus necesidades fuera de casa. Muchas veces, estos animalitos no logran ser adoptados por su edad, pero algo a considerar es que son más pacientes, más educados y calmados. Si en tu hogar no necesitas de un ser revoltoso y destructor, un perro adulto es la mejor opción de compañía. ¡Él te amará de igual manera!

La importancia del clima

No todos los perros se adaptan bien al clima del entorno. Hay quienes, como el San Bernardo, necesitan de lugares más frescos, pues tienen dos capas de pelaje que los ayudan a protegerse del frío. Tener esta raza de perros en lugares con mucho calor, podría causarles problemas de salud siendo afectados por la fatiga o el clima muy soleado. De igual manera, un perro adaptado a climas calurosos no debería estar en lugares con bajas temperaturas. Hay otras razas de mascotas que necesitan de cuidado extras independientemente del clima, como cuidado en la piel. Hay que reconocer si somos capaces de atender a esas necesidades.

Mis necesidades – Sus necesidades

Otro factor importante a considerar es para qué queremos adoptar o comprar un perro. Por ejemplo, si queremos que nos haga compañía en casa, salir a pasear y jugar es preferible tener uno de raza pequeña o mediana y cuyo carácter sea tranquilo. Por el contrario, si aparte de hacernos compañía y jugar, queremos uno que nos acompañe a hacer ejercicios, podríamos optar por razas más energéticas. Los Pitbull, Pastor Alemán, Labrador y Golden Retriever son razas perfectas para el ejercicio y actividades recreativas. Esto implica que hagamos ejercicio diario, pues son razas con mucha energía y necesitan descargarla siempre.

¿Cuánto tiempo le vas a dedicar?

Uno de los factores primordiales es reconocer el tiempo que dispondremos para cuidarlos, pasearlos, alimentarlos, asearlos y educarlos. Te sorprendería saber el tiempo que requiere una mascota, como preparar sus comidas tres veces al día y sacarlos a hacer sus necesidades tres veces al día también. No basta con sacarlos a hacer sus necesidades y jugar. Tenemos que dedicarles tiempo, pues ellos también quieren estar contigo, que los cuides, les des amor y divertirse. Dedicarle algunas horas al día los hará muy felices.

Gastos fijos y gastos variables

Sinceramente, tener una mascota no es económico. Todos los perros, sin excepción, tienen gastos fijos y variables. Los gastos fijos incluyen su alimentación, gastos antiparasitarios mensuales y bañarlos por lo menos una vez al mes. También, vacunarlos cada año, comprar su camita, el lugar donde comerán y beberán. Si los sacas a pasear necesitarán de un collar y correa. Entre los gastos variables, debemos contar con las visitas al veterinario por si nuestro amigo canino se enferma.

Aseo y niños

El aseo es fundamental en el cuidado de una mascota, como se ha mencionado antes, hay que mantenerlo limpio y desparasitado. Además, debemos cepillar su pelo mínimo una vez por semana, revisar su cuerpo en busca de anormalidades y en las almohadillas de sus patitas.  Por último, es necesario saber limpiar correctamente las orejas de nuestros perros, ya que, de no ser así, sufren el peligro de que se infecten. Si tenemos niños en casa, hay que enseñarle a respetar al perro. Los perros NO son juguetes, recuérdalo y haz que tus hijos lo comprendan. No existen perros malos, sino dueños irresponsables.

Los perros NO son personas

Es importante recalcar que los perros no son personas. No los puedes alimentar con comida de casa ni tratarlos como niños pequeños y humanizarlos. Es necesario ejercer una jerarquía dentro de casa y darles a entender que tú eres su dueño y vivir bajo tu techo tiene reglas. Establecer estas normas ayudará forjar una base de convivencia sana con tu mascota.

Inicios complicados

Por último, pero no menos importante; no pienses que comprar, o en el mejor de los casos, adoptar un perro será fácil. El inicio siempre es complicado, porque debemos educarlos, adiestrarlos, marcar rutinas y llegar a conocer a tu perro. Por lo que no te enfades si en el tiempo que llevas adiestrándolo muerde tus zapatos, la pared o los muebles. Todo dependerá de ti y del tiempo que le dediques. Los perros adultos suelen adaptarse con mayor facilidad a las rutinas, pero los cachorros solo piensan en jugar, comer y dormir. Así que no desesperes enséñales con paciencia y amor y serán tus fieles acompañantes por muchos años.

Éstas son solo algunas de las cosas que debes conocer, considerar y siempre recordar antes de adoptar o comprar un animal para tu hogar. Esta experiencia le enseñará mucho a tus hijos y les brindará un amigo para toda la vida, un compañero de juegos y siestas que nunca olvidarán. Y tú tampoco. Las mascotas son seres muy nobles, que siempre te entregarán lo mejor de sí mismos, te esperarán con ansias al llegar a casa y alegrarán hasta el peor de tus días. Existe una conexión entre los humanos y sus mascotas que nadie puede explicar, solo sentir.


Like it? Share with your friends!

271
0
271, 0 points
¿Cuál es tu reacción?
Me enfada Me enfada
0
Me enfada
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me alegra
0
Me alegra
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Me entristece Me entristece
0
Me entristece

10 cosas que debes saber antes de tener un perro como mascota

log in

reset password

Back to
log in