Aunque no lo crean, este dragón ha sido creado de un solo toque


 

La técnica de pintura de un solo toque es una hazaña fascinante para contemplar y que requiere de gran experiencia para poder definir sus líneas tal como lo hace esta familia que vive en la región Nikko de Japón, a las afueras de Tokio.

 

En la familia Takase, sólo existe un tema para su regalo artístico especial: el afortunado dragón, el cual es símbolo de buena fortuna en la cultura japonesa. Por ello han ido perfeccionando su arte durante generaciones, siendo esta la tercera generación que sigue esta tradición de la mano de Fumiko Takase, actual jefa del taller.

 

 

Para sus creaciones, un lavado de tinta y cepillo similar al que se utiliza en la caligrafía son las herramientas principales. El resto es pura técnica alojada en la mano, la cual debe capturar de un golpe la esencia y el espíritu del sujeto pintado.

 

 

 

Al variar la presión y la posición del cepillo el lavado de tinta va tomando forma, sin levantarlo de la página y serpenteando a su alrededor para formar el cuerpo torcido del dragón.


 

Fumiko Takase indica que esta es una habilidad que requiere de gran precisión y de una paciencia increíble, y que los pequeños detalles son luego agregados por separado para dar vida a su obra. Como es de esperarse, esta técnica está siendo ya enseñada a su hijo para que continúe con la tradición de la familia.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aunque no lo crean, este dragón ha sido creado de un solo toque

log in

reset password

Back to
log in