Esta mujer salvó miles de niños de la barbarie nazi y terminó siendo torturada


Varsovia albergaba el gueto de judíos más grande de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. En efecto, se estima que había más de 400 mil familias, las cuales vivían en condiciones infrahumanas. En ese entonces, apareció alguien dispuesta a ayudar a los más pequeños. Se trata de Irena Sendler, una enfermera y asistente social católica. Su valentía y valores la llevaron a salvar a más de 2500 niños durante la época del Holocausto.

La mujer se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos, conocida como Zegota. Su misión era salvar niños judíos de las condiciones de hambruna y hacinamiento. Frente a la amenaza del tifus, los nazis permitían que algunas personas ingresaran al gueto para frenar la epidemia. Inicialmente, Irena decía que los niños estaban muy enfermos y debían ser llevados a hospitales fuera del gueto.

 

Más adelante, cuando la seguridad fue mayor, se le ocurrió esconder a los pequeños en bolsas de basura, maletas y hasta ataúdes y así pudieran salir.

Irena siempre quiso que los niños que salvaba conocieran sus orígenes y su identidad. Por ello, llevaba un registro con cada nombre. El mismo que enterró en el jardín de una vecina por si ella fallecía.

 

En 1943 todo se derrumbó cuando Irena fue detenida por la Gestapo tras descubrir sus artimañas. Fue llevada a la prisión de Pawiak, donde los nazis la torturaron para que revelara el paradero de los niños a los que había ayudado a escapar del gueto.

Posteriormente, Sendler fue sentenciada a muerte. Pero una de sus antiguas asistentes sobornó a un soldado y la ayudaron a escapar, para después darle una identidad falsa. Hasta el fin de la guerra, continuó con su labor de ayuda.

 

Al terminar la guerra, Irena entregó su registro a una organización que ayuda a familias judías a reunirse. Se casó y tuvo tres hijos. Tras décadas de vida anónima, su nombre y fotografía aparecieron en periódicos gracias a un grupo de estudiantes de Kansas que descubrieron lo que había hecho. Fueron muchos hombres y mujeres que reconocieron a la enfermera que los salvó en Polonia.

La noble labor de la mujer la llevarían a ser nominada al premio Nobel de la Paz en 1997. Además, obtuvo La Orden del Águila Blanca de Polonia y el título de Justa entre las Naciones de organización Yad Vashem de Jerusalén. Irena falleció en Varsovia, el 12 de mayo de 2008, a la edad de 98 años.

 

 
Te puede interesar:
¿Cuál es tu reacción?
Me enfada Me enfada
0
Me enfada
Me encanta Me encanta
1
Me encanta
Me alegra
1
Me alegra
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Me entristece Me entristece
0
Me entristece

Esta mujer salvó miles de niños de la barbarie nazi y terminó siendo torturada

log in

reset password

Back to
log in