La historia de la moda : Evolución y curiosidades

La historia de la moda : Evolución y curiosidades

La historia de la moda es un reflejo de la sociedad y evolución de los ideales. Por muy banal que se haya pintado esta industria, es la muestra fidedigna del cambio de los tiempos. Por ello, consideramos importante resaltar que se remonta a hace miles de años y que ha evolucionado junto con la civilización. A continuación, le contaremos de manera detallada los sucesos que se dieron para que la industria de la moda sea lo que es actualmente.

Te puede interesar: Participa en el Diplomado en Marketing Digital y mejora tus expectativas salariales.

Tabla de Contenidos

La moda en la edad antigua: Inicio del uso de vestimentas

La edad antigua tiene inicio con el surgimiento de las primeras civilizaciones y desarrollo de la escritura. Es así como empiezan los periodos mesopotámicos y egipcios. Seguidamente, nace la llamada antigüedad clásica, formada por las famosas culturas de Grecia y Roma. Comenzaremos explicando las maneras de vestir de cada cultura y sus significados. Recuerde que este periodo de la historia finalizó con la caída del imperio romano y fue la base de la moda como se conoce actualmente.

Indumentaria de Mesopotamia: Primeras piezas del mundo

En la región comprendida por Tigris y Éufrates, surgieron las primeras civilizaciones con sustento económico y clases sociales. Siendo así los pioneros en la escritura como parte del desarrollo cultural. Según estudios arqueológicos, los hombres iban prácticamente desnudos en verano y en invierno portaban una falda de vedija. Por otro lado, las mujeres usaban vestidos largos de lana o pelleja.

En esta época, se realizan las primeras diferenciaciones de clases mediante la indumentaria. Siendo los reyes los únicos portadores de una falda de red ajustada a las rodillas. Es importante mencionar que, con el paso del tiempo, comienzan a sobresalir por sus bordados, cenefas y ribetes. Igualmente, eran conocidos por llevar accesorios o abalorios de materiales preciosos como oro, plata, piedras preciosas, entre otros. Las joyas como collares, diademas y pendientes también eran muy solicitadas por los más adinerados.

Creemos importante mencionar las diferencias en la vestimenta de cada civilización mesopotámica. Los sumerios solían vestir con mantones largos de tipo falda, adornados con colores y pliegues en los bordes. En cambio, los asirios usaban túnicas de lana, donde el diseño dependía de la clase social. Finalmente, los persas utilizaban prendas de colores vivos, acompañados de una túnica que colocaban como sobretodo.

Indumentaria de Mesopotamia y las primeras prendas del mundo

Indumentaria del Antiguo Egipto: Nacimiento de la moda

Es sabido dentro de la historia de la moda que los egipcios utilizaban diversas telas y patrones para diferenciar cada posición social. Para ello, los nobles trabajaban de la mano de sastres y modistas. El motivo es que los egipcios adinerados contaban con la posibilidad de llevar pieles cortadas y piedras preciosas de adorno. En sus inicios, portaban prendas de algodón para luego utilizar lino por su pureza. Cabe mencionar que el color más frecuente era el blanco acompañado de dibujos en los bordes.

Moda egipcia

Los hombres debían llevar un shenti y las mujeres un kalasiri. El primero era una falda corta con los extremos cruzados ceñidos a la cintura. El segundo, un vestido largo con tirantes cubriendo los senos. Como ya hemos mencionado, en esta civilización había grandes diferencias entre las clases sociales. Por ello, los obreros iban semidesnudos, tapados únicamente con taparrabos. Asimismo, las mujeres de clase alta iban más cubiertas. Consideramos importante resaltar que los ricos tenían la tendencia a depilarse. Esto era debido a que el vello corporal era considerado como impuro.

Indumentaria del Antiguo Egipto y el nacimiento de la moda

Indumentaria de la Grecia Clásica: Importante dentro de la historia de la moda

Los diseñadores griegos se caracterizaban por utilizar lino, lana y pieles para la creación de sus piezas. Se diferenciaba de las tendencias egipcias ya que introdujeron mayor cantidad de prendas. Adicionalmente, fueron la civilización que comenzó a contar con ropa elaborada para cada estación del año. No obstante, la diferencias entre las prendas de cada género eran menos notorias.

Moda griega

Las piezas esenciales eran el chitón y el himatión. La primera representaba una túnica y la segunda era una capa. Claro está que los guerreros debían portar una especie de pantalón, chalecos y medias largas para sobresalir entre la multitud. Los individuos pertenecientes a las clases altas llevaban un faldellín, prenda que continúa vigente dentro de sus tradiciones.

Por otro lado, la ropa femenina sobresalía por exponerlas, de forma que puedan ser objetos de deseo. En este caso, la ubicación geográfica se veía reflejada en sus vestimentas, contando con tendencias particulares. Por ejemplo, las mujeres de Atenas llevaban diseños complicados, ajustados y llenos de adornos como volantes y bordados. Consideramos importante mencionar que en esta cultura la clase social se veía reflejada en las joyas, siendo las diademas los accesorios más distinguidos.

Indumentaria de la Grecia Clásica dentro de la historia de la moda

Indumentaria en la Roma Clásica: Inicio del cosido

Las tendencias romanas sobresalen dentro de la historia de la moda por ser la más costosa de todas. Es más, el escritor Plauto realizó una parodia acerca de los grandes gastos que realizaban los romanos en sus prendas. Cabe mencionar que esta fue la época dorada de los bordadores, camiseros, zapateros y tintoreros. Esto es debido a que, a diferencia de los griegos, los romanos cosían sus telas.

Moda romana

Investigaciones cuentan que las personas más adineradas se permitían tener sastres entre sus esclavos. Sin embargo, la popularidad del diseño de moda fue ganando reconocimiento progresivamente. Los romanos solían utilizar amplias telas para tapar sus cuerpos, siendo la toga la prenda por excelencia. También portaban una túnica por debajo pegada al cuerpo. En este lado del mundo, las prendas de hombre y mujer tenían el mismo corte.

Otro punto por el que resaltan dentro de la historia de la moda era por su calzado. Por ese motivo, las habituales sandalias contaban con diversas versiones disponibles. Igualmente, los accesorios y joyería evidenciaban el estrato social al que pertenecían. Las perlas, piedras preciosas y cadenas de oro eran los accesorios más solicitados.

Indumentaria en la Roma Clásica y el cosido

La moda en la edad media: Inicio del sincretismo cultural

El diseño de moda en la edad media era dominado por los romanos mediante adaptaciones de sus prendas tradicionales. Recuerde que en esta era se dan las invasiones bárbaras y musulmanas, teniendo como resultado la influencia de las tendencias bizantinas y árabes. Además, salvo en actos oficiales, dejaron de usar las togas debido al auge de las creencias cristianas.

El pudor era lo nuevo de la época, por lo que la inclinación en la indumentaria era cubrir el cuerpo. Entre las primeras adopciones de prendas bizantinas está el uso de bragas y calzas. Además, se comenzó a portar medias de paño y piezas de cuero. Sin embargo, las túnicas continuaban siendo llevadas, pero más amplias y cumpliendo las costumbres del momento. De los árabes se tomaron los zaragüelles, fajas, turbantes y gorros.

Estas piezas moriscas se hicieron populares en España. Por ello, solían llevar aljuba, que es una túnica corta y ceñida a la cintura. Incluso después de la reconquista, se continuó portando esta prenda con adaptaciones. El gran aporte de la edad media a la historia de la moda es que se da la popularización de talleres de diseño de moda, donde se innovaron calzas y talles. Para finalizar, es importante mencionar otra gran novedad, las faldas traídas desde Italia.

La moda en la edad media y el inicio del sincretismo cultural

La moda en la edad moderna: Punto crucial dentro de la historia de la moda

Las tendencias y prendas utilizadas en la edad moderna cuentan con cambios de principio a fin. Siendo así el Renacimiento la época dorada de la moda italiana, donde portaban sombreros de plumas y zapatos en punta ancha. Para estos tiempos, las mujeres siguieron utilizando jubones y corpiños, pero se implementó el uso de faldas cortas y sobrefaldas. Sin embargo, este momento de gloria italiano no duró un gran periodo. Es así como se da una fuerte influencia francesa.

El diseño de moda francés incluía medias de seda, vestidos con pliegues y mangas estrechas. Además, las mujeres complementan sus piezas con zapatos de tacón, escotes y chaquetas. Es importante mencionar que los peinados en tendencia se caracterizaban por portar gran volumen y rizos. A medida que se acerca la Revolución Industrial, se comienzan a llevar vestidos, pelucas y grandes sombreros.

La moda en la edad moderna dentro de la historia de la moda

Siglo XVI: El renacimiento como parte de la historia de la moda

En el renacimiento se introdujeron nuevas formas de costura, dándole un alto grado de profesionalismo. Como mencionamos anteriormente, en la Italia renacentista se produjeron los trajes más espectaculares y costosos de la historia. Ellos se caracterizaban por dar mayor relevancia a las mangas y pliegues con finos bordados.

El humanismo, nacido en esta época, aportó un nuevo ideal a las personas. El cual es reflejado dentro de la forma de vestir mediante trajes más cómodos y manejables. Es así como en Florencia, se dio una de las primeras innovaciones con relevancia en la historia de la moda: Las mujeres dejaron de llevar vestidos largos, sustituyéndolos por faldas a la altura de las rodillas y corpiños. Conjunto complementado con guantes, sombreros, abanicos y joyas.

Para 1570, la bragueta de armar pasó de ser una tela triangular a una bolsa acolchada con la finalidad de resaltar la virilidad de los individuos. Dependiendo de la situación económica del portador, estaban adornados con piedras preciosas. En esta época también nace uno de las prendas más resaltantes dentro de la historia de la moda: El corsé. Además, en 1589, se da un hecho que marcó un antes y un después, la publicación del primer libro dedicado a la costura.

Siglo XVI y el renacimiento como parte de la historia de la moda

Siglo XVII: Influencia de la religión dentro de la historia de la moda

En este siglo predominaron las formas sobrias y austeras ya que la religión influenciaba las expresiones. Por ello, los materiales utilizados por las clases altas eran el paño y la seda. Asimismo, el jubón pasó a reemplazarse por las chaquetas y las bragas se alargaron. Aunque el pudor era un tema recurrente, se marcó que los vestidos femeninos tengan escotes más amplios.

Para esta época, como en la mayoría de tiempos, Francia marcaba las tendencias que eran imitadas en toda Europa. En consecuencia, los sastres franceses o couteriers aumentaron su prestigio, logrando enviar maniquíes a Londres con prendas de moda. De esta forma, nacen los primeros diseños de uso internacional, hito que marcó la historia de la moda.

Otro punto clave es que se da la insistencia por estrechar el talle mediante el uso de corsés más ajustados. Además, las faldas acampanadas adornadas con encajes eran la vestimenta más típica de las féminas de clase alta. Por otro lado, los hombres acostumbraban llevar casacas largas con camisas de puños con encaje.

Consideramos importante mencionar que nace el bustier y era usado para las celebraciones de la corte en el reinado de Luis XIV. Adicionalmente, se comenzaron a colocar varillas de metal por dentro de las faldas para darle vuelo. Los peinados de la realeza iban en dirección vertical adornados con lazos de cinta y los hombres portaban pelucas rizadas. También nacen los antifaces para los famosos bailes de máscaras.

Una de las contribuciones más grandes es el inicio de la industria de la moda como se conoce actualmente. En 1670 se dan las apariciones de la primera revista y boutiques, donde los franceses sabían que el mercado podía contar con grandes ingresos. Por esa razón, el ministro de Economía buscó impulsar la venta de artículos en función a las tendencias.

Siglo XVII y la Influencia de la religión dentro de la historia de la moda

Siglo XVIII: La comodidad como parte del diario

París continuó estableciendo qué prendas estaban de moda. Sin embargo, por el alza de precios, nacieron nuevos mercados rivales. En los hombres, se incrementó el uso de uniformes militares. Además, nacen los miriñaques para las mujeres, un tipo de verdugado que dificultaba los movimientos. Debido a ello, se incluyó el uso de almohadillas en las caderas. En este periodo también se incorporaron diversos complementos como los relojes, tabaqueras y neceseres.

Los dos principales aportes de esta época fueron el vestido a la francesa y el vestido a la inglesa. El primero, se caracterizaba por dar una imagen de caderas anchas y torso pequeño. El segundo, sobresalía por su informalidad y comodidad. Es así como la espalda era lisa y la cintura iba en forma de v. En virtud de ello, los sastres ingleses comienzan a adquirir supremacía. Estos se diferenciaban de las otras tendencias debido a que daban mayor peso al corte de la prenda que al material.

Sabían que la alta clase estaba fascinada por la vida campestre, por lo que buscan brindar prendas holgadas y de fácil uso. Dando así nacimiento a los trajes de campo, formado por abrigos, chalecos, botas y sombreros de copa alta. Por otro lado, en Escocia se da un movimiento que buscaba revitalizar las piezas tradicionales. Según las costumbres, los escoceses llevaban kilt, falda conocida por su diseño de cuadros. Su uso se extendió entre la sociedad, siendo el conjunto para ceremonias, festividades y uniforme militar.

Siglo XVIII y La comodidad como parte del diario

Rococó: Punto importante dentro de la historia de la moda

El rococó fue un movimiento artístico francés que nace a mediados de 1730. Se caracteriza por el empleo de colores luminosos, claros y delicados. En consecuencia, la moda cambia para ser más exuberante, buscando destacar la formalidad. Es así como los accesorios tomaron protagonismo, siendo las plumas y perlas los adornos favoritos de las mujeres adineradas. Es importante mencionar que la reina María Antonieta marcó la historia de la moda con su peinado à la reine, el cual era un cardado hacia atrás con tirabuzones.

Para 1780, la moda inglesa logró triunfar en el continente. Como ya hemos mencionado, contaban con prendas sencillas. Por ese motivo, las mujeres llevaban vestidos libres de corsés y miriñaques. Esta tendencia influenció en los valores democráticos desarrollados con la independencia de Estados Unidos. En consecuencia, y debido a que eran simpatizantes de los rebeldes, los franceses comenzaron a portar vestidos color “gris americano” y peinados à la philadelphie.

Rococó uno de los puntos importantes dentro de la historia de la moda

Rose Bertín: Una de las primeras modistas

Rose Bertín era una modista de renombre que contaba con una clientela selecta, siendo la reina María Antonieta su más importante compradora. Ella se caracterizaba por adaptar sus diseños a las tendencias del momento y a los gustos de sus clientes. Su principal aporte a la historia de la moda fue el vestido camisa con el que posó la reina para un cuadro de Marie Louise Élisabeth Vigée Lebrun.

Rose Bertín es una de las primeras modistas

La moda en la edad contemporánea: Origen de la industria de la moda actual

A finales del siglo XVIII se sentaron las bases de la sociedad contemporánea. En este punto, se instauraron los gobiernos democráticos y el afianzamiento del capitalismo. Debido a ello, nace el marxismo y la lucha de clases. A continuación, le contaremos acerca de las últimas etapas de la moda hasta convertirse en como se conoce actualmente.

Siglo XIX: Aporte de Charles Frederick Worth

Gracias al auge de la burguesía, se plantean los roles de género dentro de la moda, donde se acentúan las diferencias entre sexos. Es aquí cuando las prendas masculinas dejaron de llevar adornos para convertirse en trajes de tonos oscuros entallados. Para las mujeres, se impuso el uso de corsé y faldas pesadas con miriñaque. De esta manera, se dificultaban los movimientos como símbolo de su limitada libertad.

En este punto de la historia de la moda es importante resaltar la consolidación de los modistas como creadores de tendencias. Además, para la segunda mitad del siglo se da la aparición de la alta costura, iniciada por Charles Frederick Worth, quien también es conocido como el creador de la moda actual. Debido a la popularización de las prácticas de deportes, nace la confección de piezas aptas para cada disciplina.

En la Revolución Industrial, se da el nacimiento de la industria de la moda con la fabricación de textiles a pasos agigantados, donde la tecnología del vapor permitió la creación de diversas telas. Para esta época también se creó la máquina de coser, los tintes de anilina y la técnica de los patrones de papel. Asimismo, los métodos mecanizados y la producción en serie permitió el desarrollo de las compras como actividad de ocio. Es en este punto donde se impulsa la democratización de los precios.

Se desarrolla el bolso como accesorio complemento de las prendas y que, adicionalmente, cuenta con utilidad. Los primeros fueron diseñados como conjunto de maletas de viaje, siendo Louis Vuitton el principal artífice de la expansión de este producto. Otros grandes sucesos dentro de la historia de la moda dados en este siglo son los inicios de las revistas Harper’s Bazaar, Vogue y Vanity Fair. También se dan los primeros almacenes dedicados a la confección.

Siglo XIX y el Aporte de Charles Frederick Worth

Neoclasicismo: Uso de prendas en modo de protesta

La revolución francesa cambió radicalmente todos los aspectos de la sociedad. Por ese motivo, la ropa se volvió más austera, con grandes influencias de la sobria Inglaterra. Además, favoreció un inusual fenómeno entre los detractores del proceso modernizador en Francia, donde nació una forma de vestir extravagante. Esta incluía diversos elementos nostálgicos que representaban la pre revolución. Algunas personas llevaban el cabello con un peinado conocido como à la victime, donde imitaban las guillotinas.

En el imperio napoleónico, la moda continuó la mismas tendencias pero con telas más gruesas y lujosas. Aquí se realizaron campañas de difusión de la moda francesa por toda Europa. De igual forma, la Guerra de Independencia española buscó dar a conocer la moda castiza. Para estos tiempos, el modista más resaltante fue Louis Hippolyte Leroy, quien popularizó el color rosado e inventó las mangas abombadas.

en el Neoclasicismo se da el Uso de prendas en modo de protesta

Romanticismo: El corsé como parte de la historia de la moda

Luego de la derrota de Napoleón y la restauración de la monarquía francesa, Europa atravesó un tiempo donde predominó el conservadurismo. Por ello, se buscó fortalecer la idea de la ropa masculina de estilo militar y las prendas femeninas que evocaban la fragilidad. En consecuencia, para 1820, las faldas se hicieron más largas y amplias.

Además, se comenzaron a portar corsés con varillas de madera o marfil en la parte delantera y encaje en la espalda, ajustándose cada vez más con el paso de los años. Gracias a la literatura romántica, nace la tendencia de aspecto melancólico. En ella, las mujeres contaban con una tez pálida y delicada. Igualmente, los hombres debían verse misteriosos y taciturnos.

Te puede interesar: Aumenta tus ventas en redes sociales con el curso de Community Manager dictado en MOTT

el Romanticismo y El corsé como parte de la historia de la moda

Beau Brummell: Refinamiento de las personas de clase alta

Es importante mencionar que en este siglo se da el dandismo, culto al arquetipo de persona muy refinada al vestir. Los dandis usaban prendas elegantes y mostraban mucho interés por la industria de la moda. Más aún se preocupaban por su estado físico y apariencia en demasía. Por lo general, eran personas de origen burgués dedicadas a profesiones liberales. Se caracterizaban por ser altaneros y admirados, por lo que eran considerados como celebridades.

El prototipo de dandi fue George Brummel, conocido popularmente como Beau. Amigo del príncipe de Gales, buscó el abandono del calzón hasta las rodillas. Tenía la peculiaridad de portar trajes con cortes a la medida y corbatas perfectamente anudadas. De igual modo, fue el primero en llevar el pañuelo al cuello y las camisas altas.

Beau Brummell como modelo del refinamiento de la clase alta

Época victoriana: Inicio de la búsqueda de autonomía femenina

Desde principios del siglo, apareció el estilo neogótico dentro de las artes, plasmándose como un retorno a las prendas de tipo medieval. Por ello, los vestidos se caracterizaban por ser de hombros caídos y mangas largas. Es así como nace la crinolina, una variación del mirañique con aros de acero forrados de tela. A medida que iba popularizándose, se añadieron las faldas godets, creando la línea princesa.

A mediados de 1870, se reemplazó la crinolina por el polisón, un tipo de armazón que permitía contar con faldas planas en la parte delantera y abultadas por detrás. Dentro de la época victoriana era bastante frecuente que las mujeres cambiaran de vestidos varias veces al día, convirtiéndose en más formales con el paso de las horas. Cabe mencionar que en estos años se popularizó el escote en forma de corazón.

Es aquí donde nace una de las costumbres más arraigadas de la historia de la moda: Las novias vestidas de blanco. Aunque era una opción desde la Edad Media, no estaba establecido como regla ni era un rito social. Esto se implementa debido a que la reina Victoria eligió un vestido blanco para su matrimonio, marcando una tradición que prevalece hasta la actualidad.

La incomodidad de las prendas femeninas comenzó a despertar a algunas activistas pioneras del feminismo. Por esa razón, se crea el primer traje femenino con el que se buscaba que las mujeres contaran con la posibilidad de usar pantalones. Aunque para la época fue objeto de burla, esta propuesta fue adoptada a principios del siglo xx para montar bicicleta.

Época victoriana es el inicio de la búsqueda de autonomía femenina

Prendas masculinas de la época victoriana

La sastrería inglesa contaba con el dominio dentro de las tendencias masculinas. Como ya hemos mencionado, en esta época nacen los paños industriales y la aplicación de vapor, herramientas que permitían la elaboración de piezas adaptadas a la fisonomía del cliente. Desde 1850 y, gracias a el príncipe de Gales, se comienza a llevar la corbata moderna.

Una de las creaciones que más marcó la historia de la moda en esta época fue la elaboración del esmoquin. Inicialmente, era un conjunto usado para las veladas donde se fumaba tabaco, motivo por el cual se conocía como smoking jacket en Estados Unidos. En vista del creciente interés en la moda masculina, nace la primera revista dedicada a prendas para hombres.

Nacimiento de la alta costura: Hito dentro de la historia de la moda

En la segunda mitad del siglo nace la alta costura gracias al inglés Charles Frederick Worth. Él comienza su carrera trabajando en diversas tiendas parisinas hasta que en 1858 crea su propia empresa. Gracias a sus habilidades comerciales, logra relacionar la moda con el arte y al modista con los artistas. De esta forma, crea un imperio donde pasó a ser el diseñador de toda la clase alta europea. Aquí marca un punto resaltante dentro de la historia de la industria de la moda, él vende las primeras prendas etiquetadas con su firma.

Nacen los jeans o vaqueros, los cuales estaban pensados para trabajos de campo. Igualmente, se crea el impermeable y jerséis. En aquellos años, se popularizó el uso de cinturones como un complemento militar. Cabe mencionar que para esta época se da la inducción de las tendencias europeas en Hispanoamérica. Es así como en 1891, se inaugura la primera tienda de moda llamada El Palacio de Hierro.

Siglo XX: Inicio del modelaje como medio de difusión

El siglo XX se caracteriza por ser la era de los diseñadores, en donde la alta costura alcanzó su punto máximo y la industria se convirtió en más asequible a todas las clases sociales. Debido a la globalización, la moda pasó de ser una seña de identidad nacional a una industria de diseño de prendas. Además, la profesión de modista o diseñador adquirió mayor prestigio ya que pasó a ser reconocido como un artista creador.

En general, la indumentaria se simplificó para contar con mayor relevancia utilitaria, dando valor a los aspectos deportivos y urbanos. En tendencias femeninas, las faldas se acortaron y adoptaron el nombre de minifaldas. Del mismo modo, los pantalones pasaron a ser prendas comunes y se da la primera moda unisex. Es en este momento que la industria americana adquiere mayor protagonismo con sus piezas juveniles y prácticas.

La industria de la moda vivió fuertes cambios debido al incremento de la producción en serie y la democratización de precios. También surgen las presentaciones de colecciones en pasarelas en ciudades como París, New York, Milán y Londres. Además, los medios de comunicación de masas realizaron la difusión acelerada de la moda a nivel mundial. Es importante mencionar que los fotógrafos aportaron mucho en la difusión y creación de tendencias.

Inicio del modelaje como medio de difusión en el siglo xx

Belle Époque: Fin de la alta costura y del corsé

La transición del siglo XIX al XX fue conocida como Belle Époque o época eduardiana. Este periodo se caracteriza por el lujo y hedonismo, último acto de la alta sociedad. A principios de siglo, nace la tendencia de la silueta de la mujer en forma de S, donde el busto iba hacia delante y las caderas hacia atrás. Además, se populariza la figura esbelta como sinónimo de belleza.

Es esta época que se conoce como el inicio de la historia de la moda actual gracias a la eliminación del corsé como parte de las prendas femeninas obligatorias. Aporte dado por Paul Poiret, quien también indujo el escaparatismo con la exhibición de modelos. Adicionalmente, fomenta el uso de fotos como medio para dar a conocer sus creaciones.

En la antesala de la primera guerra mundial se valoraba bastante la funcionalidad. Debido a ello, los trajes sastres estuvieron en todo su auge. Esta vestimenta también representó a las mujeres modernas, abocadas al ocio, deporte y trabajo. En consecuencia, se asocia mucho más las compras de prendas como actividad de ocio. Cabe mencionar que nacen revistas como Gazette du Bon Ton, Vanity Fair y la versión francesa de Vogue.

belle epoque

Modistas de la época

La principal modista de la época fue Lucy Duff-Gordon, a quien se le atribuye la popularización de la lencería e invención de los desfiles. Por otra parte, Jeanne Paquin fue otra diseñadora conocida de la época. Ella, ingeniosa de nacimiento, supo dar a conocer sus creaciones de forma impecable. Es recordada porque enviaba personas vestidas con sus prendas a diversos eventos sociales.

Entreguerras: Punto crucial en la historia de la moda

Durante la Primera Guerra Mundial la industria de la moda sufrió restricciones por la escasez de materiales. Razón suficiente para que la gran mayoría de casas de alta costura cerraran sus puertas. Además, tras el conflicto, se retoman ciertas tendencias de los años festivos de la Belle Époque. Por otro lado, en Francia, durante la guerra, se consiguieron adelantos para las mujeres a los que se buscaron renunciar finalizado el conflicto. Sin embargo, esto desencadenó protestas feministas y la creación de la moda andrógina.

El modista del momento fue Coco Chanel, quien supo realizar diseños en base a los ideales femeninos del momento. De esta manera, sus creaciones eran versátiles por su comodidad y elegancia, donde incorporó el punto como parte de la confección de vestidos. Uno de sus diseños más recordados es la representación femenina del terno. También realiza diversas presentaciones de pantalones femeninos. Cabe mencionar que Chanel popularizó el usó de la bisutería y creó el perfume más exitoso de la historia.

las entreguerras como punto crucial en la historia de la moda

Cambios en la ropa femenina

A principios de 1920, las faldas comenzaron a acortarse por encima de las rodillas, longitud mínima para la época. Es en estos años que se crea el arquetipo de mujer liberada y trabajadora. No obstante, para finales de la década, el alcalde de París invitó a la actriz Marlene Dietrich a retirarse de la ciudad por “ir vestida como hombre”. Este acto dejó en evidencia que el rol que buscaba el feminismo no estaba bien visto. Aunque había muchas limitaciones, las mujeres contaban con emancipación. Por ello, se crea la nueva silueta femenina libre y práctica. Es así como nace el vestido y diversas prendas sueltas.

Se deseaba la elegancia sobria femenina, inspirada en las actrices de Hollywood, quienes estaban adquiriendo protagonismo. Durante la Segunda Guerra Mundial, la industria de la moda se vio limitada. Razón por la cual la ropa se compraba con bonos, se vestía con lo que se tuviera en casa y ciertas telas eran inaccesibles. Aunque no lo crea, este fue el motivo por el que diversos diseñadores se vieron en la obligación de inducir el denim en sus vestidos.

Cabe mencionar que las prendas americanas comenzaron a tener éxito debido a que la moda francesa no podía ser exportada. Un punto crucial en la historia de la moda es que las mujeres volvieron a ocupar puestos destinados típicamente a los hombres. En consecuencia, las prendas utilitarias pasaron a convertirse en cosa del día a día. La guerra dejó un sentimiento de sobriedad, el cual inspiró a Christian Dior para devolverle a la moda su estilo soñador.

Cambios en la ropa femenina

Los años 50, 60 y 70: Acontecimientos claves en la historia de la moda

Para esta época, la cintura ya no se marcaba tanto, los hombros no se buscaban resaltar y las faldas contaban con caída libre. En este punto de la historia de la moda nace el New Look, extendiéndose a lo largo de los años 50. Es importante mencionar que después de tanto desequilibrio, los años sesenta trajeron cierta estabilidad económica.

De esta manera, la industria de la moda dejó de ser dominada por los gustos de la clase alta y pasó a contar con un público más amplio. Así nace la proliferación de las boutiques, dejando de lado el antiguo modelo de negocio centrado en las creaciones de diseñador. Ahora más que nunca se buscaba satisfacer las necesidades del usuario.

Los cambios en la moda según los acontecimientos sociales

Las subculturas dan lugar a diversos movimientos como los mods y teddy bears. Asimismo, la incertidumbre de los viajes espaciales y las tensiones de la Guerra Fría, se traducen en vestidos cortos inspirados en los trajes de astronautas. Debido a que los gobiernos de turno eran indiferentes, la juventud se vio en la obligación de manifestarse en revoluciones por el armamento nuclear y la Guerra de Vietnam.

Para finales de la década, The Beatles cantaba Revolution, poniendo en tendencia un movimiento pacifista. Este se vistió de flores, crochet, estampados psicodélicos y pantalones vaqueros. Los tiempos de cambios sociales trajeron el nacimiento del prêt-à-porter o moda de calle. Para comienzos de la década del 70, la corriente hippie tomó fuerza, planteando las tendencias en relación a las protestas sociales.

La crisis del petróleo chocó con la juventud pletórica, quienes se rebelaron al sistema y lo mostraban en sus prendas. De esta forma, apostaron por llevar cremalleras, tachuelas y parches, dando inicio a la estética punk. Vivienne Westwood no dudó en llevar este estilo a las pasarelas, trasladando la frustración y desilusión del momento.

Para 1984, la diseñadora Katharine Hamnett visitó a la primera ministra británica Margaret Thatcher con una camisa que decía “El 58% no quiere Pershing”. Aunque fue un acto político debido a que estaba en contra de los misiles americanos, logró marcar la historia de la moda. Es así como nacen las prendas con mensajes.

Los cambios en la moda según los acontecimientos sociales

Actualidad de la historia de la moda

Para las siguientes décadas, los cambios en las formas de vestir de moda se han dado cada vez más rápido. Paralelamente, se logra desarrollar una industria de lujo que deja de marcar sustituciones tan drásticas. Es en este punto que diversas crisis afectaron los hábitos de consumo. En la actualidad, la pandemia ha marcado, indudablemente, el rumbo de la historia de la moda.

Asimismo, la crisis medioambiental, sitúa a la industria textil como la segunda más contaminante del planeta. Por ese motivo, se están buscando maneras de llegar a la sostenibilidad para volver a ganarse la confianza del consumidor. Las interrogantes van relacionadas a si el minimalismo será lo del momento y se pondrá un freno al ritmo de las tendencias.

Los modistas y las casas de diseño se han percatado que las personas hemos pasado más de un año con ropa cómoda en confinamiento. La pregunta ahora sería, ¿Será necesario volver a la necesidad de adornarnos? Lo único seguro es que la moda siempre ha encontrado la manera de reinventarse e integrarse a los acontecimientos y creencias del momento.

Conclusión

La moda, como se conoce en la actualidad, comenzó en la edad contemporánea con el surgimiento de la profesión de diseñadores. Sin embargo, consideramos necesario explicar desde el inicio de la implementación de vestimentas ya que cada una representa algo. Además, toda prenda actual es el resultado de la evolución de piezas usadas en la antigüedad. Sabemos que las tendencias van a continuar cambiando con el paso de los años y, como amantes de la moda, nos mantendremos actualizados.

También te puede interesar:

Deja un comentario