Tipos de tratamientos estéticos para reducir medidas

Muchas veces las dietas y ejercicios que realizamos no eliminan por completo esa incómoda grasa localizada en ciertas zonas de nuestro cuerpo. Por ello, ponemos a disposición los tipos de tratamientos estéticos no invasivos. Tratamientos que te ayudarán a reducir medidas de las zonas donde está la grasa localizada

Muchas veces las dietas y ejercicios que realizamos no eliminan por completo esa incómoda grasa localizada en ciertas zonas de nuestro cuerpo. Por ello, ponemos a disposición los tipos de tratamientos estéticos no invasivos. Tratamientos que te ayudarán a reducir medidas de las zonas donde está la grasa localizada.

Antes que nada, siempre nos surge la duda de qué tratamiento estético es mejor para reducir medidas. Por ello cuando hablamos de reducir medidas, tenemos dos opciones. En primer lugar, la liposucción, un tratamiento estético invasivo donde su recuperación es más prolongada. Así mismo, significan un riesgo mayor. El segundo son los tratamientos estéticos no invasivos. Estos tratamientos ayudan a reducir medidas y grasa localizada eficazmente. Además, si no deseamos someternos a una operación estos tratamientos estéticos son los más recomendados.

Te puede interesar: Aumenta tus ventas en redes sociales con el curso de Community Manager que se dicta en MOTT

Tipos de tratamientos estéticos: Hidrolipoclasia

La Hidrolipoclasia es uno de los tipos de tratamientos estéticos que no requiere cirugía

La Hidrolipoclasia es uno de los tipos de tratamientos estéticos que no requiere cirugía. Es utilizada para reducir medidas en la grasa localizada. Es más natural y menos riesgosa que una liposucción. Además, ayuda a reducir la celulitis.

Su principal objetivo es eliminar la grasa. También es utilizado para moldear diferentes zonas del cuerpo. Primordialmente la cintura, los muslos, los brazos y el abdomen. Cabe mencionar que estos tipos de tratamientos estéticos no es para perder peso, pero si para eliminar la grasa y volumen.

Procedimiento de la hidrolipoclasia

Primero este tratamiento no requiere un quirófano ni hospitalización. Consta de la aplicación de suero hipotónico. Este suero es una solución salina que se aplica en las células adiposas a través de una aguja. Esto provoca una reacción en el tejido adiposo. Luego de ello, se emplean ultrasonidos de frecuencia baja a través de un aparato. De esa manera se origina la “cavitación”. Esta técnica hace que se revuelvan las moléculas de grasa en las células. Esto permite la ruptura de las células grasas y hace posible reducir medidas. El procedimiento puede durar alrededor de una hora. Luego, el paciente puede realizar sus actividades con normalidad.

Es probable que después del tratamiento haya inflamación en las zonas que se han tratado. Es completamente normal debido a la aplicación de la solución salina.  Pero no hay de que preocuparse. Ya que el líquido es absorbido por nuestro cuerpo en un corto tiempo. El especialista también puede indicarnos unos masajes linfáticos. Estos masajes nos ayudan a la recuperación y eliminación completa de la grasa localizada. Asimismo, puede ver enrojecimiento o hematomas que desaparecen en pocos días. Hay que evitar la exposición al sol. Para resultados óptimos se recomiendan algunas sesiones más.

Ventajas de la hidrolipoclasia

Su principal ventaja es que los resultados se pueden ver desde la primera sesión. El precio de este tipo de tratamiento es mucho menor que el de una liposucción tradicional. Podemos reducir de 1 a 2 cm por sesión, cada vez que se acompañe de una dieta baja en calorías y sin tomar alcohol.

Tipos de tratamientos estéticos: Criolipólisis

Tipos de tratamientos estéticos: Criolipólisis

La criolipólisis también denominada coolsculpting en EE.UU.  Es uno de los tipos de tratamientos estéticos no invasivo que es indoloro. Puesto que el frío adormece la zona que vamos a tratar. Por esa razón nuestra piel no experimenta algún daño.  Todo esto sin requerir una cirugía.

La grasa localizada son las células adiposas a la cual aplicamos temperaturas por debajo de los 0 °C. En consecuencia, facilita la eliminación de esa grasa localizada y nos permite reducir medidas. Es una técnica muy innovadora e interesante. En consecuencia, no necesitamos tiempo de recuperación.

Del mismo modo los resultados de este tratamiento se muestran en un tiempo menor de 5 meses. Sin embargo, los primeros cambios lo podemos notar en las primeras 3 semanas después de realizada la sesión de criolipólisis. De igual manera en la semana 8 y 12 es cuando se perciben los cambios más importantes. Una magnífica opción para reducir medidas y eliminar esa incómoda grasa localizada en nuestro cuerpo.

Procedimiento de la criolipólisis

Procedimiento de la criolipólisis

 

Uno de los tipos de tratamientos estéticos que usa la técnica del frío. En primer lugar, se procede a través de un dispositivo especial. Este dispositivo consta regularmente de dos paneles de enfriamiento. Esencialmente diseñado para realizar una presión suave de vacío (Vacuum) en la zona donde queremos reducir medidas. Al realizar la presión exponemos las células adiposas a un frío preciso y vigilado. Gracias a eso es posible la eliminación de la grasa localizada. Todo ello sin dañar los tejidos cercanos.

La temperatura que usan habitualmente es de 0 a -10 °C. El especialista establece la temperatura dependiendo del volumen de la grasa.

Comenzamos con el tratamiento luego que se defina la zona a reducir medidas y la temperatura. Para ello es instalado sobre el cuerpo del paciente un revestimiento anticongelante (en la zona que vamos a tratar). La finalidad de esto es evitar que dañen la piel del paciente debido a la disminución de temperatura. Finalmente, con eso conseguimos que el frío se transfiera a partir de los paneles de enfriamiento directo a las células adiposas.

Ventajas de la criolipólisis

Como hemos mencionado este es uno de los tipos de tratamientos estéticos no invasivos que no requiere de una operación. Por ende, no requerimos de anestesia ni jeringas. También el tiempo de recuperación es inmediato. Gracias a eso podemos seguir realizando nuestras actividades con normalidad. Es innecesario postergar nuestros planes y podremos disfrutar nuestro día.

Por otra parte, debemos enfatizar que los resultados que logremos son permanentes. La grasa localizada es eliminada por completo, debido a que se destruye una buena cantidad de células adiposas. Esta grasa localizada es eliminada de forma natural a través de la orina. Lo que nos permite reducir medidas. Siempre será mejor que el cuerpo realice funciones naturales. Por último, acompañarnos de una buena alimentación y ejercicios también es aconsejado.

Zonas que se pueden tratar con la criolipólisis

Cabe destacar que algunas partes de nuestro cuerpo no pueden ser sometidas a la criolipólisis. Para comenzar, porque no todo el cuerpo es sensible a las acumulaciones de grasa localizada.

Así que estas son las zonas de grasa localizada que te recomendamos tratar con la criolipólisis para reducir medidas:

  • Caderas y zona abdominal
  • Los Muslos, tanto su parte exterior como la interior.
  • Parte interna de la rodilla.
  • Glúteos
  • Espalda, para pliegue escapular
  • Brazos
  • Costados
  • Papada

Si la zona que deseas reducir medida no se encuentra en la lista, te recomendamos consultar a un especialista para que te indique uno de los tipos de tratamientos estéticos que se puede adecuar más a lo que necesitas.

Tipos de tratamientos estéticos: Laser lipolítico

Tipos de tratamientos estéticos: Laser lipolítico

El láser lipolítico o lipoláser es uno de los tipos de tratamientos estéticos no invasivos que eliminan la grasa localizada. Ayuda a destruir la grasa localizada de caderas, brazos, rodillas, muslos y abdomen. A través de los años es más fácil acumular grasa en esas zonas. Felizmente la ciencia ha avanzado de una manera sorprendente. Es por eso que este tratamiento es muy innovador. Al solo utilizar aparatos de láser de diodo que generan calor.

Debemos mencionar que los resultados del láser lipolítico son más tardíos y necesitaras de varias sesiones para ver su efecto. Sin embargo, es un tratamiento no invasivo donde su recuperación es más rápida. Y sigue siendo menos riesgosa que la liposucción tradicional.

Procedimiento del láser lipolítico

Se pone sobre la zona a tratar un cinturón con almohadillas. Las cuales emiten el láser de manera directa a las células adiposas (grasa). Es uno de los tipos de tratamientos estéticos que usa el calor en el procedimiento. Podemos percibir un poco de calor sin llegar a sentir dolor.

Debido a esa emisión de láser, las ondas que se liberan a través de las almohadillas originan la lipólisis. En otras palabras, el mecanismo natural que elimina la grasa localizada. Este proceso destruye la grasa y la divide para que se elimine a través de la orina o el sudor.

Este procedimiento tiene una duración de 10 minutos. Para poder ver unos resultados óptimos es recomendable realizarse entre 6 y 12 sesiones. Las sesiones podemos hacerla una o dos veces por semana. Aun así, debemos mantener una alimentación saludable y realizar ejercicios.

Después de la sesión, nuestras actividades diarias pueden seguir con normalidad. Por último, es aconsejable tomar abundante agua porque ayudará a la eliminación de las células adiposas.

Te puede interesar: Mejora tu perfil profesional con el Diplomado en Marketing Digital y conviértete en un profesional de alta demanda

Ventajas del lipoláser

Este es uno de los tipos de tratamientos que aparte de reducir medidas también, mejora la firmeza y textura en la piel. Ayuda a reducir estrías y a combatir la celulitis. Tampoco es invasivo y su recuperación es inmediata. Podemos ver el resultado en las primeras semanas.

Conclusiones de los tipos de tratamientos estético

Después de a haber leído todo, nos surge la duda de cuál de los tipos de tratamientos estéticos no invasivos es el mejor. Pues cada uno de estos tratamientos mencionados son diferente, pero con la misma finalidad, eliminar la grasa localizada y reducir medidas.

Si toleras el dolor la hidrolipoclasia es el tratamiento ideal. Por el contrario, si te dan miedo o eres sensible al dolor puedes optar por la criolipólisis o el lipoláser. Recuerda que siempre se recomienda tomar bastante agua para cualquiera de los tipos de tratamientos estéticos no invasivos. Pues la eliminación de esta grasa se hace a través de la orina o el sudor. Acompañar estos tratamientos con ejercicios y una alimentación saludable sería lo ideal para alcanzar de manera óptima nuestro objetivo de reducir medidas.

Los tipos de tratamientos estéticos no invasivos que hemos mencionado no pueden aplicarse a embarazadas, lactantes, personas con problemas de obesidad extrema y menores de edad. Además, estos tratamientos casi siempre van acompañados de otros tratamientos como masajes linfáticos, ultra cavitación, vacumterapia y carboxiterapia. Es por eso, que siempre debemos acudir a un especialista.

También te puede interesar:

Deja un comentario