Cómo combatir y disminuir las arrugas del rostro con remedios caseros

A medida que envejecemos, y debido a la pérdida de colágeno y elastina, nuestra piel se va haciendo menos flexible, lo que conlleva a la formación de las arrugas.  En este artículo te explicamos cómo combatir y disminuir las arrugas con remedios caseros.

1. Mascarilla de palta y miel para las arrugas

La mascarilla de palta con miel para la cara, es uno de los remedios más populares para tratar con imperfecciones, pero sobretodo para mantener el rostro terso, luminoso y bien hidratado. La palta es una fruta con alto contenido en vitaminas D y E, estas vitaminas le confieren propiedades regeneradoras para la piel que ayudan a disminuir las arrugas. Si lo combinamos con la miel, obtenemos una crema capaz de regenerar y aportar elasticidad.

¿Cómo lo hacemos? Solo tienes que mezclar la pulpa de una palta con una cucharada de miel, utilizaremos un tenedor para aplastar la pulpa y obtener una mezcla finita. La aplicaremos en todo el rostro dejándola actuar 20 minutos. Pasado este tiempo aclaramos con agua tibia


2. Aceite de almendras para las arrugas de los ojos

El aceite de almendras contiene antioxidantes como la vitamina E que ayuda a combatir las arrugas de manera natural luchando contra la degradación de las fibras de colágeno en la piel.
Antes de la aplicación recuerda que debes tener la cara y cuello limpios y secos. Luego aplica directamente unas gotas de aceite en la piel y masajear centrándote en las áreas propensas a las arrugas. Debes realizarlo todos los días antes de ir a dormir y lavar con jabón al día siguiente.


3. Aloe vera con pepino para el rostro

El pepino contiene una sustancia llamada sílice, está contribuye a una piel más elástica y se retarda de esta manera el envejecimiento y las arrugas. El aloe vera es un excelente ingrediente para usarlo en nuestra piel ya que la hidrata en profundidad devolviéndole frescura y juventud al rostro. Así, mientras el pepino rejuvenecerá la piel y eliminará impurezas, el aloe vera estimulará la renovación celular y suavizará el cutis.

¿Cómo se prepara?
• Extrae con la ayuda de un cuchillo el gel de aloe vera
• Luego toma el pepino y extrae de las semillas no así la cáscara
• Vierte el aloe vera y el pepino junto con el agua en la licuadora
• Licua durante 1 minutos hasta integrar bien y añade la cápsula de vitamina E
Aplica esta mascarilla sobre tu rostro limpio por la noche, y enjuaga al día siguiente con agua tibia. Utiliza esta mascarilla 3 veces por semana.

4. Pasta de cacao para atenuar las arrugas

Se trata de un remedio estimulante y efectivo para combatir las arrugas. Su secreto reside en uno de los maravillosos componentes del cacao: la lanolina, un elemento que ayuda a atenuar las arrugas y a hidratar tu piel. Contiene vitamina E y otros componentes como antioxidantes que permiten que la piel no se reseque rápidamente, pero a la par activa las células y cuida hasta las capas más profundas.

¿Cómo lo hacemos? Tenemos que mezclar cien gramos de cacao con una cucharada de aceite de oliva y un poco de crema, la hidratante que utilizas por ejemplo cada día. Haz una pasta y aplícala como mascarilla normal, la dejas actuar 20 minutos y aclara. Se recomienda hacerlo tres veces a la semana.


5. Alimentos que combaten las arrugas

Hay muchos factores que pueden dañar los aspectos de la piel a lo largo del tiempo, y provocar la aparición de arrugas, así como manchas e irritaciones. Además de los tratamientos de uso externo hay determinados alimentos que, gracias a sus propiedades y su aporte de nutrientes, pueden ayudarnos a combatir las arrugas desde el interior. A continuación destacamos algunos de estos alimentos.

  • El omega 3 es muy bueno para prevenir la aparición de arrugas, así que bienvenido el pescado por lo menos una vez a la semana.
  • El aceite de oliva, la palta y los alimentos probióticos como yogurt natural son necesarios en nuestra dieta para prevenirlas.
  • Muchas frutas como los arándanos, el melón y el coco poseen un gran número de vitaminas, nutrientes y propiedades antioxidantes que contribuyen a tener un rostro hidratado. Hay otro alimento que seguro te encantará saber que puede ayudarte a reducir las arrugas; el chocolate negro, ya que la protege de los rayos uv y los rastros del envejecimiento.


6. Protege tu piel del Sol

¿Sabías que la radiación solar causa el 80% del envejecimiento prematuro de la piel? El sol es el primer culpable de que algunas pieles se vean más envejecidas. Cuando tu piel queda expuesta al sol sin protección, eres más propensa a que las arrugas aparezcan. Envejeces más rápido porque los rayos UV desgastan las células que protegen naturalmente tu piel, la exposición al sol es acumulativa y sus efectos son irreversibles.

Recuerda, siempre utiliza protector solar sobre todo durante las 10 de la mañana a 4 de la tarde.

7. Consejos para prevenir las arrugas

  • Reduce el estrés
    Si bien la arrugas en la piel forman parte del proceso natural de envejecimiento, el estrés puede hacerlas aparecer antes de lo previsto. La presión y ansiedad del día a día causan el envejecimiento prematuro, pues nos obliga a tensar los músculos del rostro, es decir fruncir el ceño o levantar las cejas, ocasionando que se formen las líneas de expresión. Para evitar que esto suceda, descansa entre 7 a 8 horas

  • Recuerda desmaquillar, limpiar e hidratar
    Lo primero que hay que saber es que la clave para tener un cutis hermoso es el cuidado diario y la prevención oportuna. A partir de los 20 años es la mejor etapa para comenzar a cuidar tu piel y atender tu rostro, hidratarlo y prevenir las arrugas, ya que después de soplar las 25 velas del cuarto de siglo, tu piel sufre una pequeña reducción de la hidratación natural. Estos pasos son básicos para un adecuado cuidado de la piel a diario, de esta forma mantendrás tu cutis terso y lozano por más tiempo.
  1. Desmaquillar: Debes remover a profundidad el maquillaje con algún limpiador. No desmaquillarte hará que tu piel no respire correctamente y los poros no podrán eliminar las toxinas mientras duermes.
  2. Limpiar: Es uno de los consejos más habituales y seguro que estás cansada de escucharlo, pero limpiar la piel tras un largo día es lo más importante al llegar a casa, a pesar de que no te hayas maquillado.
  3. Hidratar: Una buena crema ayuda a descansar, reparar y aliviar la dermis. La noche es el mejor momento para hidratarnos de la cabeza a los pies, ya que mientras dormimos la piel está más receptiva a los tratamientos, más permeable, los activos penetran y se absorben más fácilmente.

  • No fumes
    El tabaquismo puede acelerar el proceso normal de envejecimiento de la piel y contribuir a la formación de arrugas. Estos cambios en la piel pueden ocurrir después de tan solo 10 años de fumar. Cuantos más cigarrillos fumes y cuanto más tiempo lo hagas, más propenso eres a tener arrugas en la piel, aunque tal vez te resulte difícil al principio ver el daño temprano que el tabaquismo causa en la piel. Además de la edad, el tabaquismo es el principal factor pronóstico de las arrugas en el rostro en los hombres y las mujeres. Sin dudas, no debes solo dejar de fumar (si lo haces) sino que también alejarte de ambientes en el que sea constante esta práctica.

  • Sueño reparador
    En lo que se refiere a las arrugas, el sueño es la fase en la que la piel produce más cantidad de colágeno con el objetivo de suministrar la firmeza y flexibilidad que necesita. Las arrugas del sueño se deben a acción de elementos externos que presionan, tensan o pliegan nuestra piel ¿Y cómo responde esta? Depende de muchas cosas: la edad, la exposición al sol, la elasticidad de la piel, genética, pero dado que es necesario dormir cada noche y el avance de la edad, estas arrugas se vuelven permanentes.
    Se debería evitar dormir de lado, o boca abajo. En cuanto a dormir boca abajo, sí que no solo por estética, también por salud de nuestra espalda y cuello, se desaconseja por expertos. Pero en cuanto a dormir de lado, es la posición natural en la que duerme la mayoría de la población, y puede que sea en la postura que te encuentres más cómodo. Podríamos utilizar así una almohada cuya superficie minimice los puntos de presión sobre el rostro y unas sábanas de tejidos delicados y suaves para evitar levantarnos con las terribles arrugas del sueño.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar