Cómo hacer un Currículum para mi primer trabajo sin experiencia previa

¿Quién no ha tenido dificultades encontrando su primer trabajo ó práctica? Es un hecho común el que la mayoría de trabajos soliciten experiencia previa de los postulantes. Pero si nadie nos da la oportunidad de obtener el primer trabajo, ¿cómo acumularemos esta experiencia? Y no menos importante, ¿cómo redactaremos nuestro currículum sin experiencia previa?

Todo esto puede resultar muy frustrante, pero mantén la calma, pues la mayoría –por no decir casi todos- hemos pasado por esta situación. En las siguientes líneas te brindaremos algunos tips importantes que debes tener en cuenta para hacer un Currículum Vitae sin experiencia laboral previa. Esto a fin de incrementar tus probabilidades de éxito para conseguir tu primer trabajo.

Para qué sirve un Currículum Vitae

Para qué sirve un Currículum Vitae

Empecemos por lo básico, para qué nos sirve elaborar un Currículum Vitae (CV). Debemos entender que lo que las empresas buscan es contar con el mejor personal posible de acuerdo a sus posibilidades: remuneración y beneficios que ofrecen. Por tanto, ante la necesidad de incorporar nuevos integrantes a sus filas, deben establecer ciertos mecanismos que les permitan convocar a los postulantes que mejor se ajusten al perfil buscado (reclutamiento), para luego realizar la selección de aquel o aquellos que serán incorporados a la empresa.

Es precisamente en la primera etapa donde el Currículum Vitae juega un rol fundamental; pues permite al reclutador tener una primera impresión del postulante. Adicionalmente, permite revisar los aspectos más importantes de la personalidad, recorrido académico y laboral, para filtrar aquellos candidatos que mejor calcen con el perfil buscado. A estos candidatos contactará para hacerles entrevistas que permitan conocerlos a mayor profundidad para finalmente realizar la selección del más adecuado para el puesto.

¿Cómo hacer un Currículum sin experiencia?

Cómo hacer un Currículum sin experiencia

Ahora que tenemos en mente para qué nos sirve un Currículum Vitae, pasemos de lleno a las consideraciones que debes tener para hacer un CV que te permita obtener tu primer trabajo ó práctica.

En primer lugar es recomendable hacer una autoevaluación para detectar tus fortalezas. A continuación, piensa en experiencias concretas de tu vida en donde has podido demostrar estas fortalezas (mientras más recientes, mejor). Por ejemplo, puede ser que hayas logrado éxitos deportivos, artísticos ó académicos a lo largo de tu vida. Eso demuestra tu capacidad de enfocarte en trabajar duro por el logro de tus objetivos. Puede ser que hayas formado parte de grupos estudiantiles en tu centro de estudios e incluso ocupado algún cargo de responsabilidad en dichos grupos. Ello habla bien de tu capacidad de iniciativa y liderazgo.

En segundo lugar, hay que tomar en cuenta la naturaleza de la oferta laboral a la que se va a postular. No es lo mismo postular a un puesto relacionado a la ejecución de proyectos que a un puesto de ventas, por poner un ejemplo. En cada uno de los puestos habrá características y requisitos distintos que se piden para el puesto. Asimismo, puede haber características y requisitos comunes, solo que con distinto nivel de relevancia. Tomando esto en consideración, es necesario que adaptes tu CV (con ó sin experiencia previa) a la oferta de trabajo que estarás postulando. Y no olvides resaltar las fortalezas que tengas que sean más relevantes para el puesto.

Recuerda, uno de los principales objetivos del CV es lograr que nuestro perfil resalte entre los muchos que reciba el reclutador. Por este motivo debes procurar resaltar todos aquellos aspectos que te diferencien del resto y que aporten valor. Si bien cuentas con poca ó nula experiencia laboral, las empresas esperarán que suplas eso con una buena dosis de actitud, motivación y creatividad. Por tanto, el currículum que elabores deberá transmitir esto, utilizando un estilo de comunicación que sea positivo y dinámico.

En la siguiente sección te mostraremos como estructurar tu currículum sin experiencia.

Cómo estructurar tu Currículum Vitae

La estructura de un Currículum Vitae sin experiencia será prácticamente la misma que la de un currículum con experiencia. Solo que se pondrá mayor enfásis en la sección formativa que en la de experiencia, como es lógico. Así las secciones que deberás desarrollar en tu CV a fin de conseguir tu primer trabajo son las siguientes:

  • Datos Personales: Adicionalmente al nombre y apellido, debes colocar tu número de teléfono y correo electrónico. En este primer punto hay que tener cuidado en utilizar alguna cuenta de correo que transmita poca seriedad. Lo recomendable es utilizar alguna cuenta con tus nombres y apellidos ó en su defecto sus iniciales. Otro punto importante a tomar en cuenta es el de incluir una foto tuya a color. Recuerda el refrán que una imagen transmite más que mil palabras, así que ten especial cuidado de elegir una foto apropiada. Incluye una foto tamaño carne con fondo blanco, trata de que se vea lo más natural posible, con una sonrisa que transmita seguridad y optimismo.
  • Objetivo Profesional e Intereses: Esta sección es muy importante y debería ir seguido de los datos personales. Aquí tienes la posibilidad de indicarle al reclutador por qué es que te interesa obtener el puesto al que estás postulando. Procura dejar en claro por dónde quieres orientar tu perfil y cuáles son tus habilidades y competencias principales que puedes aportar al puesto. Por supuesto que habrá que adaptar esta sección de acuerdo a cada oferta de trabajo. Para esto te ayudará el haber realizado la autoevaluación que te recomendamos como primer paso en la sección anterior.
  • Formación: Dado que la experiencia previa con la que cuentas es muy poca ó inexistente, es importante destacar la formación que poseas. Pero no caigas en el error de incluir información irrelevante. Por ejemplo, si eres egresado de una carrera universitaria ó técnica, no hace falta que incluyas información relacionada a tus estudios de colegio. Ya se da por sobreentendido que los has cursado. Siempre incluye la formación más representativa que poseas.
  • Formación complementaria: Puedes incluir cursos ó seminarios a los que hayas asistido y mantengan cierta relación con el trabajo al que estás postulando. Por ejemplo, un curso ó taller de repostería no agregaría ningún tipo de valor para un trabajo de Contabilidad. Pero sí para un trabajo de Ayudante de Cocina.
  • Experiencia de Trabajo: Si bien aún no cuentas con experiencia de trabajo, puedes colocar aquí tus prácticas. Incluye también los voluntariados, en caso las tareas realizadas tengan relación con el puesto al que aplicas. Asimismo, puedes incluir tus proyectos propios ó incluso los trabajos temporales (puede que hayas trabajado de vendedor, camarero ó ayudando al negocio de la familia). En cualquiera de los casos, no te limites a poner la descripción y duración del trabajo. Más bien, ahonda en las funciones y tareas que realizaste. Así, aunque no tengas experiencia previa de trabajo puedes diferenciarte de otros candidatos y mostrarle al reclutador que eres una persona responsable y trabajadora.
  • Idiomas: Muy importante añadir los idiomas que conozcas y el nivel que has alcanzado en cada uno de ellos. No obstante, debes ser sincero con lo que indicas, pues no decir la verdad puede jugarte en contra y dañar tu reputación profesional.
  • Competencias y Conocimientos: En este apartado puedes resumir las principales competencias que posees, así como conocimientos específicos que sean relevantes para el puesto al que postulas. Es decir, coloca el conocimiento de herramientas tecnológicas, procesos, metodologías, etc.
  • Otros datos de interés: Aquí se pueden incluir datos adicionales como el tipo de licencia para conducir, si tienes auto propio, disponibilidad para viajar, entre otros.

Formato del Currículum Vitae sin experiencia

Formato del Currículum Vitae

Si bien el contenido es de suma importancia, hay que tener  en cuenta que la primera impresión al revisar un currículum cuenta mucho. Además los reclutadores suelen revisar una larga lista de CVs antes de elegir aquellos que más le interesan para pactar una entrevista. Por lo que elegir un buen diseño de currículum, que sea original y estético a la vista te dará alguna ventaja también.

En esta misma línea, hay que tener en cuenta el tamaño para el currículum. En un perfil sin experiencia, con una hoja es más que suficiente. Por tanto, no busques forzar el contenido para llegar a las dos hojas poniendo demasiada información irrelevante que haga bulto, solo por “llenar espacio”.

En internet encontrarás una gran variedad de ejemplos de currículum vitae sin experiencia previa. Elige alguno que refleje tu estilo y adáptalo según tu necesidad.

Tips adicionales para hacer un Currículum sin experiencia

  • Menos es más: Como primer punto, ponte en el lugar del reclutador, que lee decenas de CVs al día. Por lo que si tu CV tiene mucha información poco relevante para el puesto de trabajo, es probable que el reclutador pase a otro candidato y no termine de revisar tu CV. Es mejor ser conciso y consignar solo la información que sea necesaria.
  • Mantén un estilo de redacción que demuestre actitud, energía y motivación, que enganche al reclutador y haga que se interese en ti. Para ello utiliza verbos de acción y con un tono optimista a largo de todo el CV, pero sin perder la sencillez. Ten especial cuidado con la ortografía y el uso de los signos de puntuación.
  • Busca feedback: Luego de culminado la redacción de tu currículum, busca el feedback de personas cercanas a ti. Una visión fresca desde fuera siempre ayudará en poder pulir tu currículum para obtener tu primer trabajo.
  • No olvides adjuntar una Carta de Presentación: Que para perfiles juniors, es muy recomendable para diferenciarte de otros candidatos.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar