Plantas que crecen en agua en el interior del hogar

Tener plantas en el interior de la casa tiene múltiples beneficios, entre ellos que purifican el aire y reducen el estrés. Sin embargo, el cuidado de estas plantas puede significar un desafío para algunos, sobre todo si es principiante. Pero no se preocupe, para ello existe el método alternativo donde se menciona a las plantas que crecen en agua.

Esta opción puede ser un salvavidas ya que hacerlas crecer en una maceta con tierra requiere de paciencia y perseverancia. Incluso, ahorrará tiempo y dinero, porque no gastará en indumentaria ni en componentes para su sustrato. Además, aportarás un rincón verde a la decoración de su hogar. Si se considera un amante de las plantas, le recomendamos conocer más sobre este método.

Te puede interesar: Aumenta tus ventas en redes sociales con el curso de Community Manager que se dicta en MOTT

¿Cómo hacer crecer una planta en el agua?

En primera instancia, para que las plantas puedan crecer en agua no será necesario que tengan raíces, pues esta estimulará su crecimiento. Para ello, será necesario tener un esqueje o tallo de alguna planta. Seguidamente, se procederá a retirar las hojas que tenga en la parte inferior para que no se pudran con el contacto con el agua. En unos días, será testigos del nacimiento de brotes de las raíces de las plantas. En este punto, estarán listas para crecer en el agua. 

¿Cómo se cuidan las plantas de agua?

Existen algunos cuidados básicos que mantendrán saludables y embellecerán aún más las plantas que crecen en agua. Palla ello, solo deberá tener en cuenta estos sencillos consejos. Consideramos importante mencionar que debe contar con un espacio amplio donde para moverlas periódicamente. De esta manera, logrará que tengan sombra como luz. 

1. Cantidad de agua

Primero, no se recomienda llenar de manera excesiva el envase con agua. Al contrario, es suficiente solo mantenerla hasta la mitad de la longitud de las raíces. Es decir, el agua no debe tener contacto con el tallo. Sumado a ello, se recomienda que las plantas que crecen en agua estén situadas en envases que no filtren luz solar ya que puede estimular el crecimiento de algas. En consecuencia, estas se adherirán a las raíces, lo que podría significar que la planta tenga dificultad para crecer, pues no permitirán el ingreso del oxígeno.

Por ejemplo, si realizamos la analogía del cultivo de las plantas en tierra y colocamos agua en ella todos los días, provocaremos que se pudra. Sin embargo, muchas veces se suele pensar que esto le sucede a las plantas por el exceso de agua, pero no es así. Entonces, lo que ocurre es que la humedad apelmaza la tierra y, por lo tanto, el oxígeno no ingresa. En consecuencia, las raíces no tienen contacto con el aire, por lo que terminan pudriéndose.

2. Tipo de agua

El agua que debe utilizarse debe ser filtrada o destilada. En ese sentido, si bien el agua de grifo es la más común para el riego y la más práctica, esta podría afectar el crecimiento de algunas plantas. Debido a que el agua de grifo contiene cal y cloro, lo cual podría resultar perjudicial. Por eso, es recomendable que para que puedan crecer en óptimas condiciones se utilice agua filtrada.

De la misma manera, también es importante revisar el ph del agua. Es decir, el nivel de acidez o alcalinidad que contiene. Por un lado, ello ayudará a que las plantas que crecen en agua sean capaces de absorber los nutrientes de forma correcta y, por otro lado, eliminarán sustancias innecesarias o que no aporten a su desarrollo. No obstante, a pesar de sus beneficios se debe tener en cuenta el tipo de planta, pues el ph del agua será diferente para cada una. Aunque, usualmente el rango en el que suelen incurrir oscila entre 5.5 a 6.5.

3. Nutrientes

Por otro lado, al igual que el cultivo de plantas en macetas requiere de abono y fertilizantes para su desarrollo, es necesario agregar nutrientes a aquellas plantas que crecen en agua. Para ello, se puede utilizar soluciones hidropónicas que están potenciadas con macro y micronutrientes que aportarán lo necesario para hacer crecer bellas plantas. Sin embargo, se deben dosificar las medidas que se agregarán en el agua ya que podría causar efectos contraproducentes.

4. Limpieza

Asimismo, es importante mantener limpio los recipientes que se les asignan a las plantas. Recuerde no agregar ningún componente de limpieza ya que pueden afectarlas. De modo que, bastará realizar la limpieza de los envases únicamente con agua y renovarla de forma periódica. Esto evitará que se desarrollen bichos o insectos que no solo pueden afectar a las plantas, sino también a las personas. Por último, será necesario retirar las hojas secas ya que así se estimulará el crecimiento de nuevas hojas. De esta forma, las plantas ahorran energía para continuar su desarrollo.

¿Qué plantas de interior pueden crecer en agua?

Si bien es cierto, no todas las plantas son aptas para crecer en el agua. Por ese motivo, consideramos importante mencionar a aquellas plantas que se adaptan muy bien y pueden mantenerse vivas por mucho tiempo. Recuerde seguir los puntos mencionados anteriormente para que se desarrollen por completo y no enfermen. 

1. Dracaena braunii: Entre las plantas que crecen en agua más recomendadas

bambu una de las plantas que crece en agua

La dracaena braunii es más conocida con el nombre de “bambú de la suerte”, pues popularmente se le acredita un símbolo de buena fortuna. Por lo tanto, tenerla podría atraer buenas energías en el hogar, trabajo o en cualquier interior que se desee colocar. Por otro lado, esta planta debe crecer dentro de casa con iluminación indirecta, ya que los rayos del sol quemarán sus hojas. Además, tiene muy buena tolerancia a la humedad, por lo que es perfecta si se desea colocar en el baño.

2. Chlorophytum comosum: Una planta fácil de cuidar

cinta una de las plantas que crece en agua

Esta planta colgante es popularmente conocida como “cinta” o “mala madre”. Debido a que, cuando brota un hijuelo, crece mediante una varilla o un tallo que la planta madre expulsa. Entre sus características principales se encuentran que son de fácil cuidado, pueden crecer rápido y de sencilla reproducción. Además, esta planta de largas hojas resiste lugares con poca iluminación, por lo que es considerada de interior.

3. Epipremnum aureum: Entre las favoritas

Epipremnum aureum planta de interior

Es comúnmente llamada “pothos” y puede crecer como una planta trepadora o colgante, pues a través de sus largos tallos brotan sus hojas. También es considerada de fácil cuidado y reproducción ya que cuenta con nudos, en los que crecen las raíces. Además, requiere de luz indirecta, pero sin llegar a ubicarla en zonas muy sombrías del interior del hogar. De esta manera, proporcionarle una óptima iluminación aportará color y textura que dará un bello aspecto a sus plantas. 

4. Syngonium: Entre las plantas que crecen en agua

syngonium una de las plantas que crece en agua

El syngonium es popularmente conocida como “alitas de ángel” por la forma de sus hojas. Además, para mantener esta planta es necesario no exponerla a la luz del sol de forma directa. Aunque también pueden crecer en lugares con poca iluminación. Por otro lado, es necesario proporcionarle humedad a las hojas en temporada de calor pero de manera dosificada. Del mismo modo, se puede guiar a la planta para que pueda crecer como trepadora, colgante o arbustiva. 

5. Monstera deliciosa: Sobresale como una planta de interior

Monstera deliciosa una de las plantas que crecen en agua

Esta es la planta de interior con mayor tendencia en las redes sociales. Además, es conocida como “costilla de Adán” por la forma de sus grandes hojas, las cuales son similares a una serie de costillas. Sin embargo, en su cultivo en el agua desarrollará hojas de menor tamaño. Recuerde que necesita de iluminación indirecta, es decir sin tener exposición al sol. Asimismo, puede resistir ciertos niveles de humedad, pero no se deberá exponer de forma excesiva. Igualmente, es importante resaltar que puede resultar tóxica en caso sea consumido por alguna mascota. 

6. Tradescantia: Una planta con colores hermosos

Tradescantia planta de interior

La tradescantia cuenta con una gran cantidad de especies y pueden crecer tanto en exterior como interior, pero siempre manteniendo el resguardo de la luz del sol directo. Además, esta planta se caracteriza por ser de tipo rastrera, aunque también puede adaptarse como colgante. No solo destaca por ello, sino que también cuenta con increíbles colores verde y morado que aportarán un bello estilo ornamental al hogar. Por ende, para mantener esas tonalidades necesitará de buena iluminación, pero de forma indirecta. Asimismo, es bastante resistente y adaptable a los ambientes húmedos y secos.

7. Rhaphidophora tetrasperma: Destaca entre las plantas que crecen en agua

mini monstera una de las plantas de agua

Muchas veces esta planta es confundida con la monstera deliciosa debido a la forma de sus hojas similares. Sin embargo, varían en cuanto a su tamaño ya que las hojas de la rhaphidophora son más pequeñas y delgadas. Debido a eso, se le atribuye popularmente el nombre de “mini monstera”. Además, suele ser de rápido crecimiento y puede adaptarse como planta colgante o trepadora, orientándola a través de un tutor. Recuerde que tendrá que ubicarse en una zona que brinde buena iluminación sin exponerla directamente al sol. De esa manera, la planta podrá mantener la forma y color de sus hojas.

Te puede interesar: Mejora tu perfil profesional con el Diplomado en Marketing Digital y conviértete en un profesional de alta demanda.

8. Plectranthus verticillatus: Una de las más hermosas

planta del dinero una de las plantas que crecen en agua

A esta planta se le conoce como “planta del dinero” o “planta dólar” ya que se le atribuye el hecho de atraer buena fortuna siempre que reciba los cuidados adecuados. Además, por la forma en la que se desarrolla su tallo se considera una planta colgante de rápido crecimiento. Por otro lado, es ideal tenerla en el interior del hogar ya que el tipo de iluminación que necesita debe ser de forma indirecta.

9. Aglaonema: Entre las más recomendadas

aglanoema planta de interior

La aglaonema se caracteriza por la belleza de sus hojas y los colores que brinda sus variedades. Asimismo, se considera una de las plantas que más se adapta a zonas poco iluminadas, por lo que es perfecta ubicarla en el interior de la casa. De esta manera, si bien esta planta se desarrolla muy lento, es bastante resistente y se adapta a las condiciones ambientales del hogar. 

10. Anturios: Una de las plantas que crecen en agua

anturios entre las recomendadas

Para muchos puede ser una sorpresa que los anturios sean una de las plantas que crecen en agua. Sin embargo,  pueden mantenerse muy bonitos e incluso tener flores si se les brinda el correcto cuidado. Para ello, estas plantas deben ser colocadas en lugares con buena iluminación, pero de manera indirecta. De modo que, los rayos del sol no afecten el crecimiento de las hojas y, sobre todo, de las flores. Asimismo, para que ellas prosperen sería ideal agregarles una dosis de fertilizante que aporten los nutrientes extra que les demanda la floración.

Conclusión

Las plantas que crecen en agua se presentan como una buena alternativa ante el cultivo en tierra. Por ese motivo, es primordial brindarles las condiciones necesarias para que puedan continuar su ciclo de vida de forma vigorosa. De esa manera, prosperarán, crecerán sanas y los resultados serán satisfactorios. Recuerde que es necesario cuidarlas constantemente debido a que pueden enfermar a otras plantas.

Te puede interesar:

Deja un comentario