La psicología del color aplicada en los alimentos

La psicología del color aplicada en los alimentos

Muchas veces se cree que los colores son una cuestión superficial. Sin embargo, juegan un papel mucho más importante de lo que puede pensar. Las personas somos seres visuales y el color tiene una gran influencia en la decisión de compra. Además, son los responsables de crear vínculos entre las personas y las marcas debido a que le dan una personalidad y identidad particular. Por ese motivo, buscamos explicar qué es la psicología del color y cómo se utiliza en el marketing de alimentos.

Los colores impactan en las emociones, manipulan las decisiones y cambian las percepciones. Estas son las herramientas de branding más influyentes que puede encontrar. Cabe mencionar que cada color recibe una respuesta diferente, por lo que existen profesionales que se dedican al estudio de los estímulos dados por los colores.

Asimismo, es importante decir que no es una ciencia exacta. Esto es debido a que puede variar dependiendo de las experiencias personales, culturales y religiosas. Por ese motivo, debe considerar el entorno social donde se lanzará la marca para elegir los colores correctos. Un color puede tener un significado universal o enfocarse por país. Por ejemplo, el color verde está relacionado al dinero en los países occidentales y en Israel se utiliza para dar malas noticias.

Te puede interesar: Participa en el Diplomado en Marketing Digital y mejora tus expectativas salariales

¿Qué es la psicología de los colores?

La psicología del color es el estudio que busca determinar el comportamiento humano en relación a un color en particular. Por ello, es uno de los campos más grandes de la psicología del comportamiento. Asimismo, es la ciencia que explica que los humanos tenemos la capacidad de sentir el color. En consecuencia, cada uno tiene influencia en el estado de ánimo y mental de los individuos.

Los colores pueden alegrar o entristecer a las personas. También cuentan con la capacidad de despertar actitudes pasivas y activas. Muchos colores producen sensaciones de calma y serenidad mientras otros provocan ira e incomodidad. Por ese motivo, los colores dentro del marketing son una de los puntos más importantes a elegir ya que puede beneficiar o afectar enormemente a su empresa.

¿Cómo utilizar la teoría de la psicología del color en marketing?

Puede pensar que las decisiones de compra que ha realizado se han basado en un análisis racional. No obstante, muchas veces es fácil dejarse llevar por sus sentimientos y adquirir productos por impulso. Asimismo, el marketing utiliza todos sus recursos visuales y auditivos para llegar al corazón del cliente. Según Color Marketing Group, casi el 85% de las razones por las que una persona elige un producto sobre otro es por la percepción del color. Por ese motivo, daremos a conocer los principales colores y su significado socialmente aceptado.

Te puede interesar: Aumenta tus ventas en redes sociales con el curso de Community Manager que se dicta en MOTT

teoria de la psicologia del color en los alimentos

Rojo: Entre los colores favoritos de las empresas

El rojo es un color primario que capta la atención de las personas casi de forma inmediata. Asimismo, puede estar ligado a diferentes connotaciones tales como dinamismo, pasión, peligro o rapidez. En el del marketing en alimentos puede ser asociado con carne y casi siempre con cosas apetecibles. Además, puede hacer sentir a las personas hambrientas, elevar su ritmo respiratorio y aumenta la presión arterial.

Los chefs se valen de productos con tonos fuertes como el rojo ya que se puede relacionar a un “manjar” y es el color infaltable en los platos más prestigiosos según la chef española Amparo Montenegro. Uno de sus usos más recordados es de cadenas de comida rápida tales como Coca Cola, Burger King  y Pizza Hut. Generalmente haciendo que despierte el apetito y la estimulación aumentando la sensación de rapidez a las personas.

Amarillo: Uno de los más recomendados por la psicología del color

El color amarillo también es un color primario y es considerado como un captador de atención por excelencia. Principalmente, representa la felicidad, energía, abundancia y riqueza debido a que simboliza la luz del sol. Este color estimula procesos mentales y el sistema nervioso brindándonos alegría y ganas de comer. Según especialistas el amarillo es la contraparte del rojo y hay quienes dicen que impulsa a los clientes a ser más impulsivos por lo tanto a comprar más.

Por ese motivo, es muy común usarlo en combinación con el rojo y naranja en marcas corporativas de comida. Pero hay que tener cuidado de no abusar ya que es un color muy vibrante y puede llegar a cansar la vista. Muchas empresas grandes usan el color como parte de su imagen corporativa tal como el caso de McDonald’s con su emblemática “caja feliz”, Denny’s, Chupa Chups,  Reese’s y M&M. Cabe mencionar que un estudio realizado por The happy egg company muestra que comer alimentos amarillos libera hormonas felices. 

Verde: Color secundario necesario

El verde es un color complementario que nace de la combinación del azul y amarillo,. Este tiene una gran influencia en la comida debido a que es la más asociada a las frutas, verduras y naturaleza. Por ello, es perfecto para transmitir paz, tranquilidad y calma. Asimismo, es usado como motivación para tener una la alimentación sana, como el conocido dicho “si es verde es saludable”. También puede relacionarse a la riqueza, juventud, dinamismo y crecimiento.

Este color y sus subtonos estimulan la armonía en el cerebro ya que facilitan el balance entre cuerpo y las emociones. Generalmente, ayuda a las marcas a ser percibidas como ecológicas y naturales, por lo que pueden transmitir confianza en sus etiquetas. Por todo lo anteriormente mencionado, es uno de los colores más usados para cadenas de comida saludable, vegana, vegetariana y orgánica.

Conclusiones

La psicología del color influye en la gran mayoría de ámbitos de la vida de una persona. Asimismo, es una de las teorías más tomadas en cuenta en el marketing de alimentos. Consideramos importante resaltar que existen factores que pueden alterar la interpretación de un color. Debido a eso, es importante que los profesionales tengan en cuentan el entorno social antes de elegir uno. 

Te puede interesar:

Deja un comentario