Ausencia de la vitamina D : síntomas y tratamiento

Suplementos para ausencia de la vitamina D

En este artículo exploraremos la ausencia de la vitamina D y sus síntomas. Así, podrás conocer la importancia de evitar la ausencia en tu cuerpo. 

Qué es la vitamina D

Es una vitamina esencial que el cuerpo utiliza para el desarrollo sano de los huesos. Además, tiene un rol fundamental en el sistema nervioso, musculo-esquelético e inmunológico. Ya que, mejora el rendimiento cognitivo, regula la homeostasis del calcio y potencia la inmunidad innata hacia los agentes patógenos. 

Por qué es importante la vitamina D

Nuestro cuerpo necesita vitamina D para poder usar el calcio y fósforo en la formación de los huesos y en el mantenimiento saludable de los tejidos. Incluso sus propiedades pueden ayudar a prevenir el cáncer y a proteger tu cuerpo de afecciones crónicas. Su deficiencia podría generar pérdida de densidad ósea, fragilidad en los huesos y osteoporosis.

Cuándo ocurre la ausencia de la vitamina D

La ausencia de vitamina D es muy común cuando el cuerpo no absorbe suficiente vitamina D de la luz solar o de los alimentos que contiene la vitamina. Tomar medicamentos que interfieran con la capacidad del cuerpo para convertir o absorber vitamina D, también es otra de las razones. Por lo que, hay que prestar mucha atención. 

A quiénes afecta la ausencia de la vitamina D

Cualquiera puede padecer este problema nutricional. Incluso los bebés pueden presentar adversidades, los niños tener raquitismo y los adultos sufrir de osteoporosis por la ausencia de la vitamina D. Sin embargo, existen algunos grupos de riesgo, tales como: 

  • Personas confinadas, debido a que se mantienen en espacios cerrados por tiempos muy prolongados. Por ello, presentan muy poca exposición al sol.
  • Mujeres embarazadas, presentan un riesgo muy alto si su embarazo se lleva a cabo en los meses de invierno y desarrollan diabetes gestacional. Ya que, esto interfiere con la capacidad del cuerpo para producir vitamina D.
  • Adultos mayores, porque presentan una disminución significativa de vitamina D por la vejez. Además, no salen con frecuencia al aire libre por razones de movilidad.
  • Bebés amamantando, porque los niveles de vitamina D en la leche materna son bajos.

Qué nivel de vitamina D es preocupante

Los valores normales de vitamina D son 30-40 ng/ml (75-100 nmol/L). La deficiencia de vitamina D generalmente se da al tener niveles de suero de la hidroxivitamina D por debajo de 20 ng/ml (50 nmol/L). Los niveles de 21 a 29 ng/ml se consideran como insuficientes (50-75 nmol/L).

Síntomas de la ausencia de la vitamina D

Siempre es útil conocer los síntomas de la ausencia de la vitamina D para poder seguir el tratamiento adecuado. Sin embargo, no son fáciles de identificar. Es posible que estos síntomas no se presenten en tu cuerpo hasta pasado varios meses o años de su deficiencia. Incluso puede que no se presenten síntomas. No obstante, recalcamos que igual es importante reconocer cuando uno presenta esta deficiencia. A continuación, las señales más comunes: 

Padecimiento frecuente de infecciones y enfermedades

Gripe por ausencia de la vitamina D

Como ya habíamos mencionado, la vitamina D está relacionada con la salud inmunológica. Mientras más vitamina absorba tu cuerpo, más protegido estarás de los virus y las bacterias. Por eso, el enfermarse con frecuencia y tener resfriados constantemente es un indicador de niveles bajos de vitamina D. Diversos estudios avalan este vínculo entre la ausencia de la vitamina D y las infecciones del sistema respiratorio. 

Fatiga generalizada por ausencia de la vitamina D

Fatiga por ausencia de la vitamina D

Casi nunca se asocia el sentirse cansado con la ausencia de la vitamina D. Sin embargo, guardan una estrecha relación. La fatiga generalizada (física y mental) que ocasiona debilidad muscular, falta de agilidad mental y un bajo estado de ánimo son síntomas de la ausencia de la vitamina D. 

De hecho, un estudio observacional realizado en enfermeras iraníes encontró una fuerte conexión entre la fatiga y la deficiencia de vitamina D. Pues, el 89% de las participantes tenían deficiencia de esta vitamina y fatigas constantes. 

Muchos otros estudios también intentan corroborar este vínculo mostrando cómo la vitamina D reduce los malestares de la fatiga en personas con deficiencia. Sin embargo, queda mucho por investigar aún. 

Cicatrización lenta de heridas

La deficiencia y ausencia de la vitamina D causan una recuperación lenta de lesiones y cirugías. Esto se comprobó con los resultados de un estudio, que sugiere que la vitamina D también es responsable de la correcta producción de compuestos importantes para la regeneración de la piel. La vitamina D es muy relevante en el control de inflamaciones, pues asegura una curación rápida y óptima de heridas. 

Pérdida de cabello

La salud del cabello está vinculada a la cantidad de nutrientes que tenemos en el cuerpo, por lo que su pérdida severa puede ser resultado de la ausencia de ciertas vitaminas. 

Aunque las investigaciones son escasas, la pérdida de cabello en mujeres, se ha asociado muchas veces con niveles bajos de vitamina D. En particular, algunos de los estudios dirigidos a comprobar esta relación asocian la deficiencia de esta vitamina con la alopecia areata. Esta enfermedad que induce a la pérdida severa del cabello se ha encontrado presente en personas con deficiencia de vitamina D. 

Dolores musculares

Dolor muscular por ausencia de la vitamina D

La ausencia de la vitamina D puede traer consigo dolores musculares constantes. Debido a que el receptor de esta vitamina está presente en los nociceptores (células nerviosas que detectan el dolor en el cuerpo). En ese sentido, la ausencia de la vitamina D mantiene una relación con los dolores crónicos del cuerpo. En algunos estudios se ha encontrado que los suplementos de vitamina D en dosis altas pueden ayudar a la disminución de diversos dolores. 

Ansiedad y depresión por ausencia de la vitamina D

Al revisar los estudios sobre la relación entre la ansiedad y la depresión con los bajos niveles de vitamina D, nos percatamos de que los niveles de calcidiol, una forma de vitamina D, eran más bajos en personas que padecen estos trastornos.

De hecho, los resultados concluían que la depresión por ausencia de la vitamina D podría darse especialmente en adultos mayores. Si bien las investigaciones sostienen esta relación, aún hacen falta más estudios para afirmar con total certeza que esto es así. 

Huesos muy frágiles

La vitamina D impulsa la correcta absorción de calcio, por lo que ayuda a mantener un metabolismo óseo sano. Esto quiere decir que al existir ausencia de la vitamina D, se va perdiendo la densidad ósea, volviéndose un indicador de esta enfermedad. Los adultos mayores son especialmente perjudicados porque corren un mayor riesgo de sufrir fracturas. 

Los estudios apuntan a que existe una relación entre ambos problemas. De hecho, una investigación observacional realizada a más de 1100 mujeres menopáusicas y posmenopáusicas de mediana edad sugirió que la deficiencia de vitamina D estaba relacionada con la baja densidad ósea de sus cuerpos. 

Cómo aumentar la vitamina D rápidamente

La ausencia de la vitamina D es un problema nutricional al cual se le debe prestar mucha atención. Sus tratamientos pueden ser diversos y te recomendamos tener en cuenta los siguientes: 

Consumir suplementos

Uno de los tratamientos más efectivos para prevenir la ausencia de la vitamina D es el consumo de suplementos orales. Si bien se pueden adquirir fácilmente sin receta en las farmacias, siempre es bueno consultar con un especialista para obtener la mejor recomendación. Definir las cantidades a consumir también serán tarea del médico. También se puede tratar la ausencia de la vitamina D con magnesio, pues activa la producción de esta vitamina en el cuerpo.

Reconocer las fuentes de comida con mayor cantidad de vitamina D

Existen algunos alimentos que pueden aumentar tus niveles de vitamina D, tales como: el pescado, las yemas de huevo, la leche, los cereales fortificados, el hígado de res y el yogur. 

Debemos prestarle mayor atención a la ausencia de la vitamina D

La vitamina D es una vitamina sumamente importante para el resguardo de la salud de nuestro cuerpo. Si existe ausencia de la vitamina D es probable que sienta diversos síntomas que afecten su rendimiento físico y mental. No obstante, también es posible que estas señales no aparezcan en una temprana etapa. Por eso, siempre es bueno prevenir la deficiencia de esta vitamina con una dieta adecuada a tus necesidades y suplementos que potenciarán los nutrientes de tu organismo. 

Te puede interesar:

Deja un comentario