Cómo ser un buen conversador y dejar de ser tímido para siempre

como-ser-un-buen-conversador

Aprender ser un buen conversador y dejar de ser tímido para siempre constituye uno de los grandes placeres de la vida. Por lo que será también una de sus actividades más gratificantes. Con esto no decimos que siempre sea fácil. Pues sabemos que muchas de estas personas preferirían tirarse de un avión sin paracaídas a sentarse junto a un desconocido en una cena por el simple hecho de ser muy tímido. Por todo ello, en este artículo encontrarás información de cómo ser un buen conversador y dejar de ser tímido.

Cómo ser un buen conversador y dominar el arte de hablar con una persona o en público

En esta oportunidad, te compartimos algunas estrategias y consejos para liberarte del pánico. Con ellos, lograrás expresar tus ideas con eficacia y tranquilidad ante una persona o público. Pues la garantía de cómo ser un buen conversador y dominar el arte de hablar solo dependerá de su compromiso y seguir nuestros consejos.

Te puede interesar: Aumenta tus ventas en redes sociales con el curso de Community Manager que se dicta en MOTT

1. Acepta que el nerviosismo es normal en una platica

Todos sentimos algunas reacciones fisiológicas como latidos rápidos del corazón, y manos temblorosas cuando estamos expuestos a algo que nos genera ansiedad. Pero eso no es malo, algunos nervios están bien. Así que no asocies esos sentimientos con la sensación de que vas a hacer el ridículo, ya que la adrenalina también puede actuar a tu favor.

Cómo ser un buen conversador y controlar los nervios en una charla

  • Aprende a respirar correctamente.
  • Practica la meditación.
  • Cuestiona tus pensamientos y relativiza.
  • Deja lugar a la improvisación.
  • Practica deporte.

2. Dominar el tema del que vas hablar

Para aprender a cómo ser un buen conversador, investiga y conoce profundamente el tema. Tanto lo qué dirás y cómo vas a decirlo. Debido a que saber de lo que vas a hablar es una de las mejores formas de aplacar los nervios, Y así estarás más cerca de ser un buen conversador.

Temas de conversación divertidos para ayudarte a cómo ser un buen conversador

  • Historias y anécdotas familiares.
  • Planes sobre el futuro.
  • Gustos sobre la cocina.
  • Fiestas y fechas especiales.
  • Inteligencia emocional.
  • Sueños y objetivos personales.
  • Miedos.
  • Temas de actualidad

3. Conoce a tu interlocutor en una conversación

En el arte de conversar es importante comprender a tu audiencia tanto como entender el tema que expondrás frente a ellos. Esto quiere decir que necesitas saber el nivel de conocimiento que ellos tienen y adaptar tu presentación en consecuencia.

Identifica en tu interlocutor en una plática para aprender a cómo ser un buen conversador

  • La apertura y/o el cierre.
  • El control y/o la relajación.
  • La molestia y/o la incomodidad.
  • La superioridad y/o la sumisión.
  • El acercamiento y/o la huida.

Descubre si tu interlocutor siente:

  • Desagrado
  • Miedo
  • Sorpresa

Dominar el arte de hablar y cómo ser un buen conversador

4. La práctica hace al maestro en un diálogo

Practica tu discurso frente a un espejo y luego hazlo frente a un familiar o amigo. Cada vez que repitas tu presentación te sentirás más cómodo y la idea de llevarla a cabo frente a una audiencia o a una persona  será menos intimidante. Aquí te dejamos algunos consejos para aprender a cómo ser un buen conversador.

  • No te compliques.
  • Un buen conversador sabe escuchar.
  • Sé tú mismo y no importa que no tengas temas de conversación interesante.
  • Un buen conversador formula preguntas.
  • Un buen conversador Sonríe.
  • Evita temas controvertidos.

5. Trabaja en tu respiración y relájate en una entrevista

Si buscas aprender a cómo ser un buen conversador para conectar con tu interlocutor, tienes que aprender a manejar tu respiración. Ya sea para exponer o para entrevistas, puede que sientas mucha tensión o que te dominen los nervios. En esos casos, lo ideal es que lleves a cabo técnicas de respiración para hablar en público de forma exitosa. Aquí te compartimos algunas de ellas.

  • Respiración profunda. 

Especialistas de The Harvard Medical School señalan que con la respiración profunda, también llamada diafragmática, abdominal o de ritmo, es una de las mejores técnicas. Debido a que el aire entra por la nariz y llena completamente los pulmones hasta dar como resultado mayor calma, control de la ansiedad y tensión.

  • Inhalación por la nariz. 

Al respirar por la nariz proteges tus cuerdas vocales de la resequedad. Con ello podrías sentir sed y distraerte por la necesidad de hidratarte. Para eso y aprender a cómo ser un buen conversador, inhala por la nariz lentamente hasta contar cuatro y exhala. De igual manera, puedes repetir este ejercicio durante cinco minutos.

  • Respiración pausada cuando hables. 

Si tiendes a agitarte mientras hablas, es importante que mantengas una respiración pausada antes de tu exposición. Esto hace que tus músculos se relajen y aumente tu concentración.

  • Respira antes de empezar a hablar. 

Tomar aire permite conectarte tanto física como mental y emocionalmente. También ayuda a que la laringe se estimule y relaje. Además, oxigenas el cerebro, lo que te permite tener más claras tus ideas y a sentirte mejor.

  • Regula la velocidad en tu diálogo. 

Para saber cómo ser un buen conversador, toma en cuenta este dato. Al dirigirte al público, hazlo con una velocidad moderada. Un poco más lento que cuando platicas con tus amigos. Así evitas quedarte sin aire y te concentrarás en enfocarte en tu mensaje. Además, la velocidad sugerida es de 130 a 170 palabras por minuto.

Saber respirar para aprender cómo tener una buena conversación

6. Cuida tu aspecto personal en toda conversación

Tu apariencia personal no deja de ser un elemento a tener en cuenta a la hora de conversar con persona o en público. Por ello, mantén siempre la elegancia y el aseo personal. Tener un espejo de cuerpo completo en vuestras habitaciones permitirá verificar los detalles de tu imagen. Y así complementarás tus conocimientos para saber cómo ser un buen conversador.

Asimismo, no hay que subestimar la importancia de tu imagen, ya que no sólo nos sirve para vernos bien en una conversación. Tu imagen puede transmitir seriedad, seguridad, dinamismo, cercanía, jovialidad, creativida, entre otros aspectos. De hecho, cualquier sentimiento que puedas sentir tú, si lo refuerzas con tu imagen, serás capaz de transmitirlo con más fuerza.

7. Beneficios de leer libros para aprender a cómo ser un buen conversador

La lectura permite tener un verbo florido y cuánto más estemos ocupados en los libros seremos unos perfectos conversadores. En realidad, el Perú tiene un margen bajo de lectura en sus habitantes. Pero la situación puede cambiar si usted mi querido lector empieza a tener en cuenta los consejos de leer todo lo que llegue a su mano.

  • Aumenta nuestra inteligencia emocional.
  • Mejora nuestro vocabulario.
  • Potencia nuestra cultura general.
  • Es el mejor apoyo a nuestras conversaciones.
  • Nos desestresa.
  • Hace que usemos la imaginación.
  • Refuerza nuestro compromiso y fuerza de voluntad.

¿Cómo ser un buen conversador y vencer la timidez?

Quizás uno de los grupos sociales más incomprendidos sea el de los tímidos. No querer ser el foco de atención en una sociedad donde lo que se valora es destacar puede ser como presentarse a una maratón con los pies atados.

En la escuela, un niño tímido quizás no se atreva a reconocer que tiene dudas delante de sus compañeros. Sin embargo, una vez adulto, a lo mejor tampoco es capaz de hacer una presentación a los responsables de conceder ascensos. Ser tímido, aunque pueda parecer un problema menor, puede condicionar toda una vida.

Te puede interesar: Participa en el Diplomado en Marketing Digital y mejora tus expectativas salariales.

Vencer la timidez y ser un buen conversador

Cómo ser un buen conversador por  Larry King

Si quieres aprender realmente cómo ser un buen conversador, puedes tomar de ejemplo a grandes personajes en la historia. Uno de ellos, es Larry King, una persona popular por el arte que tiene para entrevistar. Así que, aquí te dejamos un poco de su información y consejos para lograr superar tus miedos al dialogar.

¿Quién es Larry King?

Larry King es el maestro inolvidable de la entrevista televisiva. Debido a que no hubo y no habrá otro como él, porque transformó la conversación transmitida a través de una pantalla hasta el interior de los hogares. Todo esto, en un género picante, amable, cercano, elevado, divertido y serio.

Durante 25 años, fue el rostro y la voz de un nuevo tipo de periodismo. El cual se daba en el canal de noticias permanentes en la televisión por cable. De hecho, fue un invento de Ted Turner que transformó de arriba abajo la forma de producir y transmitir información para aprender a cómo ser un buen conversador.

Consejos de un personaje televisivo para aprender las prácticas y saber cómo ser un buen conversador

No hay nada mejor que escuchar los consejos de las personas que manejan a la perfección el arte de una buena comunicación. Pues estos pueden ser desde personajes televisivos, maestros de grandes masas, profesionales de distintos rubros, entre otros. Por ello, a continuación, dejaremos los consejos de un personaje televisivo para que aprendas cómo ser un buen conversador.

No es necesario decir frases inolvidables en una conversación

En sus declaraciones, Larry King dijo que, si lo hubiéramos visto en su primera mañana como locutor, hubiésemos apostado cualquier cosa a que no sobreviviría. Y que mucho menos, tendría éxito como conversador profesional. De hecho, esto ocurrió en una pequeña estación de radio en Lima.

En un inicio, este famoso entrevistador se quedó sin palabras en su primer día al aire. Tanto así que el gerente de la radio entró al estudio para decirle que ese era un medio de comunicación. Aduciendo, por obvias razones, que tenía que hablar, comunicar algo por el micro. Fue ese el empujón que le faltaba a este personaje para que por fin se soltara y pudiera decir sus primeras frases.

Por todo ello, dice también que a lo largo de su experiencia ha podido entender que para aprender a cómo ser un buen conversador, no es necesario decir frases inolvidables. Pues lo importante es la conexión que puedas crear con tu interlocutor. Para aprender a encontrar el punto más relevante y continuar la comunicación por ese camino.

La actitud cuenta en el arte de hablar para aprender a cómo ser un buen conversador

Uno de los elementos más importantes para aprender a ser un buen conversador, es la actitud. Pues si nos mostramos sin ánimos, intimidados o tímidos a la hora de entablar una conversación, es muy probable que esa interacción fracase. Por ello, debe mentalizarse y prepararse para mostrarse seguro con lo que va a decir.

Por otro lado, si no se muestra muy seguro, puede que en una entrevista ello le quite puntos. Debido a que usualmente las personas buscan tener una conexión con su interlocutor para proseguir de una manera natural esa comunicación. Además, si usted es el que está entrevistando, la otra persona podría darse cuenta de la falta de capacidades que tiene. Por lo que podrían no tomar en serio lo que está diciendo.

Deje hablar a su interlocutor en una platica

Saber escuchar con atención y hacer preguntas consecuentes con lo que acaba de decir la otra persona es el sello del buen conversador. De hecho, una importante regla para esto, es la frase que dice: “Nada de lo que yo diga hoy me enseñará algo nuevo. Sí he de aprender, será escuchado”.

Así que ya sabes, para aprender a cómo ser un buen conversador, tienes que aprender a escuchar. Solo de esa manera aprenderás a llevar el hilo de esa conversación por el camino correcto. Para así lograr hacer sentir cómodo a tu interlocutor y entender mejor lo que está queriendo decir. Debido a que así también serás más coherente al momento de hacerle alguna pregunta o cuestionamiento, ya que estarás atento.

Amplíe sus horizontes en una conversación

Los mejores conversadores son capaces de hablar sobre temas y experiencias que rebasan su vida cotidiana. Usted puede expandir su mundo viajando, pero también lo puede hacer sin salir de su casa.

Por ejemplo, este entrevistador cuenta que cuando era niño, su madre viuda le pidió a una mujer de edad que los cuidara mientras ella salía a trabajar. Pues era la única que les daba casa, vestido y sustento. El padre de esa mujer había peleado en una guerra importante y de niña, ella conoció a sus héroes. Entonces, como solían charlar, puede decirse que su infancia fue una ventana hacia otra época histórica.

Lo importante de esta historia, es que personas con trayectorias distintas a la de uno pueden contribuir a ampliar su repertorio. Puesto que, para aprender a cómo ser un buen conversador, tendrá que tener temas de conversación e ideas distintas.

No se ponga demasiado serio en una conferencia

Una de las reglas más importantes en lo que se refiere a aprender cómo ser un buen conversador, es no permanecer serio por mucho tiempo. En realidad, esa es una de las cualidades que más busca en su interlocutor. Además de que sus invitados también tengan sentido del humor. Y que sobre todo, sepan reírse de sí mismos.

Todo ello vendría a ser un punto muy importante. Debido a que es muy coherente que para tener una buena conversación, no se tiene que estar tenso o muy serio. Pues podría no generar confianza en la otra persona y no resultaría ser una buena comunicación.

Sea auténtico en las charlas

Usted debe ser tan abierto y franco con sus interlocutores como quisiera que ellos lo fueran con usted. Además de estar dispuesto a hablar de su historia, de lo que le gusta. Pues ello forma parte importante de la conversación, ya que así llegará a conocer a los demás. Lo que resultará una buena estrategia para aprender cómo ser un buen conversador.

Ciertamente, los buenos conductores de programas de entrevistas entran en nuestros hogares con facilidad y naturalidad. Pues no temen revelar sus gustos ni relatar anécdotas en que ellos sean objetos de risa. Eso sí, sin convertirse en el tema de su propia conversación. Es más, saben ser ellos mismos, si ellos o un invitado cuentan una historia triste o alegre, no temen mostrar sus sentimientos.

cómo ser un buen conversador por larry King

Conclusión de cómo ser un buen conversador y dejar de ser tímido para siempre

En un inicio, sentir un ataque de pánico o temor puede ser recurrente en personas tímidas. Pero si realmente quieres aprender cómo ser un buen conversador, tienes que seguir los consejos que se han brindado en este artículo. Además de tratar de ser siempre honesto. Pues para conversar con una persona o con un millón, las reglas son las mismas. Se trata de establecer un vínculo, mostrar interés, entusiasmo y voluntad de escuchar. Así se convertirá inevitablemente un maestro de la conversación.

Te podría interesar:

Deja un comentario