Signos de alerta para hacer una cita con el ginecólogo

cita con ginecólogo

Todas las mujeres sabemos que alguna vez en nuestras vidas debemos hacer una cita con el ginecólogo. Pero la pregunta principal es cuándo o en qué momento es realmente importante hacerlo. Muchas veces dejamos pasar síntomas y alertas que pueden ser cruciales. 

Te puede interesar: Súmate a la tendencia digital con el Diplomado en Marketing Digital que se dicta en MOTT

Cuándo hacer una cita con el ginecólogo

Para muchas mujeres es aterrador visitar a un ginecólogo de forma rutinaria. Los estudios muestran que el 26% de las mujeres no ven a un ginecólogo en absoluto. Si se pregunta cuándo ver a un ginecólogo o si una cita podría ayudarlo, hay síntomas a tener en cuenta. Siga leyendo para conocer alertas de que debe ver a un ginecólogo.

Alertas para hacer una cita con el ginecólogo

1. Tiene manchas o sangrado entre períodos

El sangrado entre su período se llama manchado y es normal para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, si comienza a sangrar más de lo normal, es importante vigilarlo. Si su manchado se vuelve pesado, frecuente o doloroso, debe ver a su ginecólogo de inmediato. Esto puede ser un signo de infección, quistes y en casos raros, cáncer cervical. 

Es mucho más delicado si  ya ha pasado por la menopausia, ya que las mujeres posmenopáusicas nunca deben tener ningún tipo de sangrado vaginal. El manchado puede ser causado por algo relativamente menor, como un desequilibrio hormonal, pero es mejor descartar algo más grave. No dude en hacer una cita con su ginecólogo si presenta este síntoma.

Tiene manchas o sangrado entre períodos

2. Estás experimentando picazón o ardor

Otra señal para llamar a su ginecólogo es si comienza a experimentar sensaciones incómodas como picazón o ardor. Hay varias explicaciones posibles para la picazón y el ardor, como tener una infección. Una infección bastante común es una infección del tracto urinario (ITU) que ocasionalmente se puede solucionar bebiendo mucha agua y tomando antibióticos. 

Una infección urinaria que se sale de control puede provocar una infección renal grave. No haga suposiciones sobre la fuente de este tipo de malestar. Una cita con el ginecólogo puede ayudarle a determinar la causa de su malestar y determinar planes preventivos o de tratamiento. 

Estás experimentando picazón o ardor

3. Período increíblemente doloroso

Es muy cierto que el período puede ocasionar malestares que hacen difícil sobrellevar la menstruación. Si bien estos síntomas son normales, algunas mujeres experimentan dolores tan debilitantes que afectan seriamente su calidad de vida. No es nada común que las mujeres tengan que sobrellevar un período demasiado doloroso.

Una visita al ginecólogo podría ayudar a mejorar este problema. Es posible que lo tenga por un fibroma que necesita tratamiento o que su período abundante sea el culpable. Su ginecólogo puede escribirle una receta o elegir un método anticonceptivo que pueda ayudarlo. Algunas píldoras anticonceptivas le permiten disminuir o detener su período, dándole control sobre los síntomas.

Su período es increíblemente doloroso cita con ginecólogo

4. Síndrome premenstrual fuera de control

Mientras que algunas mujeres experimentan calambres más intensos, otras tienen síntomas extremos del síndrome premenstrual. Si sus emociones antes o durante su período parecen más afectadas, es posible que tenga un trastorno premenstrual. El síndrome premenstrual puede ocasionar depresión, ansiedad y fatiga.

Una cita con el ginecólogo puede ayudarle y saber si está sufriendo síndrome premenstrual para obtener la ayuda necesaria. En casos extremos, las mujeres podrían estar sufriendo de una extensión del síndrome premenstrual llamada trastorno disfórico premenstrual (TDPM). Si bien los síntomas de ambas afecciones son los mismos, los pacientes de TDPM experimentan sentimientos de desesperanza, ansiedad o tensión, mal humor extremo e ira.

Síndrome premenstrual está fuera de control cita con ginecólogo

5. El coito es doloroso

Experimentar relaciones sexuales dolorosas, puede ser signos de problemas subyacentes. Sobre todo, si el dolor es nuevo, repentino o extremadamente intenso. Podría estar experimentando vaginismo (cuando los espasmos musculares vaginales dificultan la penetración). O vulvodinia (causada por fibras nerviosas hiperactivas alrededor de la vulva). Afortunadamente, estos se pueden abordar con medicamentos y otras formas de terapia.

Otros posibles problemas incluyen infecciones por hongos, enfermedades de transmisión sexual, fibromas en el útero o enfermedad inflamatoria pélvica. Dado que algunos de estos también pueden afectar a sus parejas íntimas, es especialmente importante buscar tratamiento tan pronto como note un problema. Entonces no dude en hacer una cita con el ginecólogo para tener todo en orden. 

coito doloroso

6. Hinchazón excesiva, cita con el ginecólogo para descartar cáncer

La mayoría de mujeres lidia con esa sensación de hinchazón en los días previos e inmediatamente posteriores al comienzo de los períodos menstruales. Hay ocasiones en que esto merece la atención. El culpable podría ser un cáncer de ovario, aunque es relativamente raro (1 de cada 70 mujeres será diagnosticada). Es mejor descartar un problema grave como este, con una cita al ginecólogo.

hinchazón excesiva

7. Estás experimentando micción excesiva o dolorosa

Todos hemos tenido momentos en los que apenas llegamos al baño a tiempo. Esas experiencias generalmente no causan ningún daño duradero. Pero, es completamente diferente si interrumpe muchas actividades diarias. Hay varias causas posibles, como los fibromas uterinos y la diabetes, que generalmente también viene junto con la sed extrema. 

Si ir al baño es doloroso, es posible que esté luchando contra una infección del tracto urinario que puede afectar sus riñones y vejiga, entre otras cosas. La disuria (dolor al orinar) también son signo de infecciones vaginales, de transmisión sexual o inflamación en algún lugar del área genital o el tracto urinario. Un ginecólogo puede ayudarle a identificar la causa y darle tranquilidad en una cita médica.

Micción excesiva o dolorosa cita con ginecólogo

8. Tiene secreción inusual

La mayoría del flujo vaginal es perfectamente normal y hace un trabajo importante. Este líquido aleja las células muertas y las bacterias de los órganos reproductivos femeninos. Ayuda al área vaginal a mantenerse limpia y libre de infecciones. Una variación es aceptable, pero generalmente debe ser de color blanco claro a blanco lechoso. Tiende a cambiar si se está  ovulando o amamantando. 

Debe tomar nota de cualquier cambio constante en el color, el olor y la consistencia, especialmente si viene junto con picazón o ardor debajo. Si bien podría ser causada por antibióticos, esteroides o incluso píldoras anticonceptivas. También podría ser un signo de cáncer de cuello uterino, diabetes, infecciones de transmisión sexual, atrofia vaginal, etc. Por ello, acuda a una cita con el ginecólogo si presenta este problema.

Secreción inusual

9. Dolor pélvico o abdominal, señal alarmante para hacer cita con el ginecólogo

Estamos tan acostumbrados a los calambres y la hinchazón que, a veces, podemos pasar por alto o descartar el dolor pélvico o abdominal como parte del curso. Incluso si se tiene un dolor vago, se supone que no debe doler allí. Esto podría ser una señal de endometriosis, una afección que implica el crecimiento de tejido uterino fuera del útero. Lo que puede  causar molestias significativas y afecta la fertilidad de una mujer.

No se alarme, es mejor concretar una cita con el ginecólogo si pasa por este síntoma. Debe tener en cuenta cualquier cosa aguda, repentina y prolongada. Ya que esto puede ser una señal de tener una masa en la región pélvica. Cuanto más tiempo posponga las cosas, peores pueden ser las consecuencias. Es mejor ser proactivo y hacer una cita con su ginecólogo tan pronto como note un problema.

dolor pélvico o abdominal cita con ginecólogo

Recomendaciones a seguir

  • Visitar a su ginecólogo por lo menos una vez al año para hacerse un chequeo ginecológico general y verificar que todo marche bien.
  • Mantener una buena higiene en la zona íntima para así prevenir infecciones que se puedan producir.
  • Evitar ropa interior sintética y elegir algodón para reducir las causas de alguna infección.
  • Realizarse hasta 02 Papanicolaou al año y comprobar que todo esté bien.
  • Seguir al pie de la letra el tratamiento indicado por el médico especialista.

Sepa cuándo hacer una cita con el ginecólogo

Si se pregunta cuándo ver a un ginecólogo, esté atento a cualquier cambio que experimente. Cambios en el color u orden del flujo vaginal; sensaciones como picazón o ardor; dolor sexual; o sangrado abundante entre períodos intermedios significa que debe programar una cita. Incluso los síntomas que puede haber experimentado toda su vida, como calambres debilitantes y cambios de humor intensos, se pueden ayudar con una visita.

Cada persona es diferente, y se necesita un médico especializado para asegurarse de que sus órganos reproductivos femeninos estén con la mejor salud. Incluso si el diagnóstico es grave, la intervención y el tratamiento temprano le darán la mejor oportunidad de recuperarse. En pocas palabras, siempre tiene que estar atenta a su cuerpo y hacer todo lo posible para cuidarlo.

Te podría interesar:

Deja un comentario