Vitamina D, felicidad en una vitamina

Vitamina D felicidad

En este artículo, explicaremos por qué la vitamina D está asociada con la felicidad y nuestro estado de ánimo.

Cuál es la mejor vitamina para levantar el ánimo y generar felicidad

La mejor vitamina para levantar el ánimo es la vitamina D. Por eso, es conocida como la hormona de la felicidad. 

Es verdad que la vitamina D beneficia a nuestros huesos y sistemas del cuerpo. Incluso, ayuda a prevenir diversos tipos de cáncer o afecciones crónicas. Sin embargo, sus efectos positivos no solo se detienen allí. También posee un rol importante en nuestro estado de ánimo. 

Cuando el cuerpo obtiene la vitamina D relacionada con la felicidad, la convierte en un compuesto similar a una hormona. Este compuesto a veces se denomina «vitamina D activada» o «calcitriol». En ese sentido, este nutriente juega un papel como vitamina y hormona. Y al igual que las otras hormonas, puede regular el sistema de respuesta de nuestro cerebro e incidir en nuestro estado de ánimo.

Cómo influye la vitamina D en el ánimo

La vitamina D actúa como una hormona con múltiples funciones en el organismo. Pues, ayuda en el desarrollo de una buena salud ósea, en el crecimiento celular, en la reducción de inflamaciones, entre otras cosas. Varios estudios médicos del Journal of Internal Medicine de Noruega, han determinado que la vitamina D podría ser útil en la regulación del estado de ánimo. Ya que, puede evitar o tratar la depresión.

De hecho, los niveles bajos de vitamina D pueden asociarse a la aparición de un mayor número de síntomas depresivos y de ansiedad. Y aunque no puede generar trastornos depresivos graves, sí puede disminuir el ánimo de quienes no la consumen. Una revisión de, 7534 personas encontró que aquellos que experimentaban emociones negativas percibían una mejoría al consumir suplementos de vitamina D.

Entonces, hay evidencia que apunta a que la vitamina D relacionada con la felicidad puede generar un mayor grado de bienestar emocional. Sin embargo, aún no hay datos suficientes para avalar la eficacia de la vitamina D en el tratamiento de la depresión. Esta vitamina es más una prevención que una cura. 

La vitamina D, la felicidad puede beneficiar a tu cerebro

Mejorar nuestro ánimo con la vitamina D relacionada con la felicidad también se relaciona con el buen funcionamiento de nuestro organismo. La ciencia dice que los niveles bajos de vitamina D se correlacionan con el parkinson, la esclerosis múltiple, el alzheimer y las disfunciones cognitivas. Esto es debido a que la vitamina D ayuda al cerebro a eliminar la placa, un compuesto tóxico similar a una proteína que se ha relacionado con estos malestares. Al verse reducida la vitamina, su función en el cerebro no se cumple en su totalidad. Y esto ocasiona el padecimiento de las enfermedades anteriormente mencionadas.  

Adicionalmente, la vitamina D afecta las bacterias intestinales y la producción de vitaminas B. Como resultado, la síntesis de neurotransmisores del cerebro y nuestros estados de ánimo también se ven perjudicados. 

La deficiencia de vitamina D conduce a un cambio en las poblaciones bacterianas intestinales que nos producen y nos suministran diariamente ocho vitaminas B. Estas vitaminas nunca provienen de los alimentos. Por el contrario, siempre han sido suministradas en las dosis necesarias por las bacterias que llevamos en nuestro intestino. Pero las bacterias «saludables» necesitan nuestra vitamina D para prosperar. Por eso, cuando no tenemos suficiente de este nutriente, mueren y son reemplazadas por las bacterias «no saludables» que no producen vitaminas B. En ese sentido, la deficiencia de vitamina D generalmente existe junto con las deficiencias adicionales de vitamina B.

Qué estimula la vitamina D

La vitamina D estimula nuestro bienestar cerebral. Un nuevo estudio en animales de Japón sugiere que la vitamina D puede ayudar a limpiar el cerebro de la beta amiloide. Este es un compuesto tóxico similar a una proteína que se acumula en los cerebros de los pacientes con Alzheimer.

Este estudio en animales demuestra los resultados de un estudio previo realizado en pacientes humanos con Alzheimer. En el estudio en humanos, la vitamina D junto con la curcumina pareció estimular el sistema inmunológico. De modo que se limpió el cerebro de la beta amiloide tóxica. Pero esta nueva investigación en animales sugiere que la vitamina D por sí sola puede hacer ese trabajo muy bien. Aún más sorprendente, los animales de laboratorio que recibieron vitamina D pudieron eliminar una cantidad significativa de beta amiloide acumulada en sus cerebros. Esto de la noche a la mañana. 

Parece que la vitamina D relacionada con la felicidad puede regular de alguna manera la producción de proteínas transportadoras que transportan la beta amiloide a través de la barrera hematoencefálica y fuera del cerebro.

Cómo obtener la vitamina D

Vitamina D felicidad para la mente

Nuestro cuerpo puede obtener la vitamina D relacionada con la felicidad de tres maneras: A través de alimentos, de los rayos del sol y de los suplementos. 

Vitamina D, felicidad a través de la alimentación

La vitamina D puede ser consumida a través de alimentos naturales. Sin embargo, son muy pocos los alimentos que contienen esta vitamina en forma natural. La leche y sus alternativas de origen vegetal (leche de soja, leche de almendras y leche de avena) contienen buenas cantidades de vitamina D. Sin embargo, los alimentos elaborados con leche, como los quesos y los helados, no suelen estar muy fortificados.

Los cereales para el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja, yogures, margarinas y otros productos contienen vitamina D agregada. Los pescados grasos, como la trucha, el salmón, el atún y la caballa, son las mejores fuentes naturales de vitamina D.  Aceites de hígado de pescado también poseen buenas cantidades de esta vitamina. El hígado de ganado vacuno, la yema de huevo y el queso contienen cantidades pequeñas de vitamina D. Por su parte, los hongos solo aportan algo de vitamina D al cuerpo.

Vitamina D, felicidad bajo el sol

Además de los alimentos, la vitamina D relacionada con la felicidad también puede ser obtenida a través de los rayos del sol. Por eso, siempre es recomendable exponerse ante ellos por la mañana y diariamente entre 10 a 15 minutos. Hay que tener en cuenta que tampoco es recomendable estar mucho tiempo bajo el sol. Ya que, la radiación ultravioleta puede ocasionar fatigas y problemas en la piel. En ese sentido, exponernos a esta fuente natural de vitamina D requiere del control del tiempo. 

Para conocer el tiempo adecuado de exposición al sol también podemos utilizar el índice UV. Esta herramienta indica, de manera precisa, la cantidad de rayos UV que llegan a la superficie de la tierra en diversas áreas. Mientras mayor índice, mayor será la exposición a estos rayos. Por lo que, podremos estar menos tiempo bajo el sol. Es un modo muy útil para controlar cuánto tiempo debemos estar expuestos a los rayos solares.

  • El Índice UV mayor o igual de 3 indica que solo necesitamos pocos minutos al aire libre por la mañana para lograr un nivel adecuado de vitamina D.
  • El Índice UV menor de 3 indica que es mejor estar entre 5 a 30 minutos en el exterior por la tarde en un promedio de 3 veces por semana.

Cualquier teléfono inteligente posee la aplicación móvil del tiempo que indica la información sobre el índice UV. Incluso, esta herramienta es capaz de brindar los datos a tiempo real.

Suplementos de vitamina D para la felicidad

El consumo de suplementos también es una buena forma de adquirir buenas cantidades de vitamina D. No necesitas recetas para comprar esta vitamina. Pero, siempre es bueno consultar con un especialista para conocer tus niveles. Así, podrás definir las cantidades a consumir necesarias para tu bienestar. 

Cómo se siente una persona cuando le falta vitamina D

La doctora de atención primaria Mindy Lacey menciona que la mayoría de los pacientes con deficiencia de vitamina D son asintomáticos. Sin embargo, algunos pueden presentar ciertas características que evidencian sus bajos niveles. Entre estos síntomas se encuentra el cansancio excesivo, el dolor muscular, la debilidad en los huesos, la depresión, entre otros.

Los cambios de humor repentinos también son un indicador de que algo puede estar anormal en el cuerpo. La fatiga, el no dormir bien, la pérdida de cabello y apetito y la falta de hambre también son otros de los síntomas a considerar.

Vitamina D, felicidad en su consumo

La vitamina D relacionada con la felicidad es una vitamina sumamente importante para el desarrollo de una buena salud. Sin embargo, también tiene un gran efecto sobre nuestros estados de ánimo. Padecer enfermedades por deficiencia de vitamina D, inevitablemente disminuye nuestro bienestar emocional. En ese sentido, nuestra salud física está relacionada con nuestra salud mental. Siempre es recomendable controlar nuestros niveles de vitamina D. También, debe consultar con un especialista la mejor forma para obtenerla según nuestras necesidades. 

Vitamina D consumo

Te puede interesar:

Deja un comentario