Todo lo que necesitas saber de la Vitamina D y menopausia

Todo lo que sabes de la Vitamina D y menopausia

La vitamina D es muy beneficiosa para el mantenimiento de los huesos. Pero también para la salud de las mujeres que están saliendo de sus años reproductivos. Por eso, en este artículo te explicaremos la relación que existe entre la vitamina D y menopausia.

Qué es la vitamina D

La vitamina D es una vitamina esencial para la absorción saludable de calcio, la mineralización ósea y el crecimiento de los huesos. Además, con ella se puede evitar padecer de osteoporosis. Ya que, con esta enfermedad, los huesos se vuelven quebradizos y delgados, ansiedad, pérdida de cabello, entre otras cosas.

Para obtenerla, es recomendable exponerse a la luz solar por cortos periodos de tiempo, consumir suplementos y alimentos ricos en vitamina D. Algunos de estos alimentos son: pescados grasos (salmón, atún y caballa), hígado de res. También, queso, leche, yemas de huevo, entre otros.

Vitamina D y menopausia

Relación entre la Vitamina D y menopausia

El papel de la vitamina D en la menopausia no está bien estudiado. Usualmente, las investigaciones acerca de la vitamina D y menopausia se centran en su impacto en la salud general. A lo largo de todas las etapas de la vida. Desde la premenopausia hasta la posmenopausia.

De allí que actualmente se sepa que los síntomas de deficiencia de vitamina D sin importar la edad, incluyen:

– Inhibición de la absorción de calcio.

– Debilidad muscular proximal.

– Malestar o dolor en los huesos.

– Dolores musculares.

– Depresión.

– Disminución de la función cognitiva, entre otros.

Ahora bien, un estudio concluyó que no existe una asociación estadísticamente significativa entre los niveles de vitamina D y los síntomas de la menopausia. No obstante, sí evidenció que su deficiencia puede causar síntomas similares a los que experimentan las mujeres en la transición fuera de sus años reproductivos. Los síntomas de la deficiencia de calcio también pueden parecerse a los de la menopausia. Pues incluyen dolores musculares y hormigueo en las extremidades.

Qué provoca la falta de vitamina D en la mujer

Un estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses, publicado en la revista ‘Menopause’, evidenció que la deficiencia de la vitamina D en la menopausia puede aumentar la degeneración del disco lumbar y ocasionar dolores fuertes. Esta degeneración es una enfermedad musculoesquelética que a menudo causa dolor lumbar. En ese sentido, es esencial que se trate de mantener niveles óptimos de vitamina D en la etapa de la menopausia.

También es importante prestar atención a los niveles de vitamina D durante el periodo posterior a la menopausia. Pues las concentraciones de estrógeno son más bajas. Si a eso le sumamos la deficiencia de la vitamina D, nos encontraremos frente a una situación crítica. Especialmente, para mantener los niveles de calcio y fósforo necesarios para la correcta salud de la mujer.

Lamentablemente, una deficiencia de vitamina D en la menopausia muchas veces ha sido diagnosticada erróneamente. Especialmente, con el síndrome de fatiga crónica, fibromialgia o artritis. Esto debido a la falta de estudios sobre la relación entre la vitamina D y menopausia.

Cómo aumentar la vitamina D en la menopausia

Consideramos que la mejor manera de prevenir una deficiencia de vitamina D, aliviar los síntomas, mejorar la relación entre vitamina D y menopausia; y disminuir el riesgo de futuras fracturas es exponerse adecuadamente al sol.

El cuerpo produce vitamina D a través de la luz solar. Cuando la energía del sol llega a la piel, una sustancia química se convierte en vitamina D3. Luego, esta vitamina D3 se transfiere al hígado y los riñones, donde se convierte en vitamina D activa. La cantidad exacta de tiempo necesario en el sol no está clara. No obstante, para muchos es suficiente exponerse a la luz solar entre 5 y 15 minutos diariamente. Las personas mayores de 65 años, con piel más oscura o que viven en climas del norte, pueden necesitar más tiempo.

Para aquellos con exposición insuficiente a la luz solar, se ha encontrado que la suplementación de 700 a 800 UI de vitamina D todos los días reduce las fracturas en adultos mayores. De todos modos, es importante hablar con un médico especialista. Sobre todo, acerca de cómo combinar una dieta adecuada con vitaminas para alcanzar sus objetivos de salud, especialmente si es posmenopáusica. La capacidad de la piel para producir vitamina D disminuye con la edad.

Es importante que sepa que la Vitamina D y menopausia están relacionadas por sus síntomas. Por eso, aumentar los niveles de vitamina D en la menopausia antes de tener una deficiencia es más fácil que reparar una degradación más grave de los huesos. Esta degradación se causa al privarlos de las vitaminas y minerales que necesitan para estar sanos.

Qué vitamina D es mejor para la mujer

La vitamina D es importantísima en la menopausia. Ya que, ayuda a prevenir problemas de osteoporosis, obesidad, problemas cardiovasculares, diabetes, cáncer de mama, entre otras afecciones. Lo más conveniente para llevar una buena relación entre la vitamina D y menopausia es suplementar de manera preventiva con vitamina D3 (colecalciferol), la principal molécula para tratar el déficit de vitamina D.

Atención a la relación entre la vitamina D y menopausia

Si bien la vitamina D no es la única vitamina necesaria para un bienestar óptimo a lo largo de los años, sí es importante controlarla. El cuerpo necesita de esta vitamina para cumplir funciones de suma relevancia. Tales como el mantenimiento y fortalecimiento de los huesos, la mejora del rendimiento cognitivo, entre otras.

Definitivamente, la vitamina D es una vitamina que especialmente las mujeres deben considerar en la menopausia, para pasar esos años transformadores con buena salud. Incluso pueden prestar atención a otras vitaminas y minerales que se complementan con la vitamina D.

A todas las mujeres de la tercera edad, les recomendamos buscar siempre aliviar los síntomas del desequilibrio hormonal más temprano que tarde. Los tratamientos naturales y efectivos para los síntomas de la menopausia. Se enfocan principalmente en promover la salud del sistema endocrino, las ayudarán a alcanzar su estado de salud óptimo de manera oportuna. Esperemos que las investigaciones enfocadas a la relación entre la vitamina D y menopausia puedan dar mayores luces pronto.

Te puede interesar:

Deja un comentario